Lunes 27 de abril 2015 | Devoción Matutina para Mujeres 2015 | Medianoche entre montañas inhabitadas

Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán. Isaías 40:30, 31.

Me encuentro con mis compañeros, camino a casa después de un arduo día de trabajo, habiendo brindado atención médica a cientos de personas en comunidades inaccesibles de mi país. Los pacientes habían esperado ansiosos nuestra visita durante meses.
Después de luchar durante horas con nuestro vehículo de doble tracción para que siguiera su marcha, y atascados en un camino barroso en las montañas de Chiriquí (Panamá), estábamos sin fuerzas y nos sentíamos desfallecer. Cada vez que el conductor aceleraba para tratar de que el vehículo saliera del fango, las llantas se hundían más en el barro.
En medio de la noche oscura, entre montañas inhóspitas, con mi corazón lleno de ansiedad, recordé la promesa: “Los jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas”. Entonces, dije: ¡Yo estoy esperando en Jehová! Dios ha prometido que me dar me nuevas fuerzas, correré y no me cansaré, caminaré y no me fatigaré.
Cerré los ojos y acudieron a mi mente imágenes de los pacientes que sonreían de gratitud luego de haberlos tratado. Estaban agradecidos porque habían recibido la atención médica que tanto esperaban y necesitaban. Entonces, la paz del Señor llegó a mi alma. Sabía que Jesús estaría a nuestro lado, aunque tuviéramos que caminar durante horas entre las montañas tenebrosas hasta llegar a un lugar seguro donde pudiéramos armar nuestras carpas y descansar.
Durante muchos años, Isaías 40:30 y 31 han sido mis textos favoritos. Y llegaron a tener un significado aun más especial cuando un día mi novio, que ahora es mi esposo, me dijo que esos versículos también eran sus favoritos. En algún momento de su vida todos los seres humanos nos sentimos fatigados y sin fuerzas.
Con Dios a nuestro lado, todos, aunque vulnerables, podemos lograr grandes cosas. ¿No es hermoso pensar que Dios ha prometido renovar las fuerzas a “los que esperan en Jehová”? Amiga, ¿verdad que tú también hoy esperas recibir esas fuerzas?-Absalenis Farfán.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015
Jardines DEL ALMA
Recopilado por: DIANE DE AGUIRRE
Lecturas Devocionales para Damas 2015
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(391)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*