HBOOK007-pequeños800Y amar a Dios con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todas las fuerzas. Marcos 12:3.

¿Cuál es la gracia de escuchar una historia por la mitad y nunca descubrir el final? ¿Cómo es que podríamos jugar ping-pong solamente con las raquetas, sin ninguna pelotita? Cuando tú pierdes un diente de leche, hasta que el diente definitivo nace, aquel dientecito hace una falta…

Y, cuando tú esperas que te amen, quieres que las personas te amen por completo. ¿Por qué piensas que sería diferente con Dios?

¿Le has dedicado toda tu vida a Dios? Si lo amas, harás eso. Tú puedes ser cortés con un vecino, ayudar a tus padres, mantenerte reverente en la iglesia. Todo eso es demostrar que tú amas y sirves a Dios. Tal vez tú no puedas servir a Dios haciendo todos los días las mismas cosas, pero siempre tendrás oportunidades de servirlo de alguna manera. Tu desafío es descubrir qué forma podrás usar hoy.

Hablemos con Dios

Querido Dios, quiero servirte con todas mis fuerzas. ¡Amén!.

 

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

Visite nuestra web Oficial: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

(272)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*