MenoresLugar: Kansas, EE.UU.

Palabra de Dios: Isaías 40:31

¡Brrr! !Que frio que hace! -murmuro Glenn mientras se dirigía, junto con su hermano mayor, a la escuela. Todavía estaba oscuro afuera, pero los dos chicos debían llegar temprano a la escuela para encender un fuego antes de que llegaran los demás alumnos. Glenn lleno rápidamente la estufa con leña. Entonces, su hermano puso lo que pensaba que era kerosene en la estufa, y encendió un fósforo. Repentinamente la estufa exploto. Los padres de Glenn miraron ansiosamente al médico mientras cerraba la puerta detrás de él.

-.Como esta? -preguntaron.

-Va a sobrevivir -respondió el doctor-, pero sus piernas están muy quemadas. Temo que no podremos salvarlas. No va a caminar nunca mas. Pero Glenn y su familia decidieron probar que el medico estaba equivocado. “Voy a caminar nuevamente”, se dijo a sí mismo una y otra vez, mientras sus padres masajeaban pacientemente sus piernas, que estaban marcadas por enormes cicatrices. Fue un día memorable aquel en el que Glenn pudo salir afuera, apoyado en muletas. Luego, pudo abandonar las muletas. Cuatro años más tarde, Glenn no solamente estaba caminando sino también corriendo. A los 13 años de edad, estaba corriendo carreras con otros chicos de su edad, y ganándoles.

Aunque su pierna derecha siempre siguió torcida y su pie izquierdo deformado, Glenn siguió corriendo en la escuela secundaria y en la universidad. Participo en competencias nacionales, y estableció nuevos records nacionales y mundiales. Finalmente, logro llegar a las Olimpiadas. A pesar de las probabilidades en su contra, Glenn Cunningham llego a ser uno de los más grandes atletas de todos los tiempos.

Recuérdalo cuando reclames la promesa de Dios que figura en Isaías 40:31: “…los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansaran”.

LECTURAS DEVOCIONALES PARA MENORES

EN ALGÚN LUGAR DEL MUNDO

Por: Helen Lee Robinson

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

(245)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*