Lunes 4 de mayo 2015 | Devoción Matutina para Mujeres 2015 | Protección paternal efectiva

Aunque mi padre y mi madre me dejaran, con todo, Jehová me recogerá. Salmo 27:10

Los medios informativos no dejaban de transmitir imágenes e información respecto al terrible acontecimiento: un hombre había matado a sus hijos. Al parecer, el pobre hombre no estaba en sus cabales, pero no por eso deja de ser chocante escuchar noticias como esta. Al cabo de un año se difundía otra terrible noticia: los padres de una pequeña habían planeado la muerte de su hija. Y estamos hablando de ciudadanos de un “país civilizado”, no de animales de la selva.
El primer capítulo de la Epístola a los Romanos retrata el panorama moral de hoy en día cuando dice que quienes fueron creados a imagen de Dios han cambiado la verdad, tal cual Dios la ha declarado en la Biblia, por teorías y fábulas humanas. Al no tomar en cuenta el conocimiento de Dios en sus vidas, han desarrollado una depravación mental que los lleva a hacer lo indebido. “Estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades… necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia” (Rom 1:29, 31). Ya el Señor Jesús había advertido a sus discípulos: “El hermano entregará a la muerte al hermano, y el padre al hijo; y los hijos se levantarán contra los padres, y los harán morir” (Mat. 10:21).
En este devastador panorama, podemos ver una luz al final del túnel: tenemos un Padre amoroso que nos formó y nos conoce desde que estábamos en gestación. En Isaías 43 nos ha dejado un mensaje alentador: “No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú… Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé” (vers. 1, 4).
Cuando el mundo se hunde en el desamor, Dios afirma: “Como aquel a quien consuela su madre, así os consolaré yo a vosotros” (Isa. 66:13). Pero si la figura materna y la paterna están desacreditadas por las evidencias de los noticieros, hoy es un buen día para oír la voz de nuestro tierno Padre celestial, que nos dice: “¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti” (Isa. 49:15).— Gabriela Hernández de Medina.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015
Jardines DEL ALMA
Recopilado por: DIANE DE AGUIRRE
Lecturas Devocionales para Damas 2015
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(298)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*