Lunes 5 de octubre 2015 | Devoción Matutina para Mujeres 2015 | ¿Eres consciente de la presencia divina?

Y el ángel de Jehová se le apareció, y le dijo: “Jehová está contigo, varón esforzado y valiente”. Jueces 6:12

Zacarías estaba “de pie delante del altar de oro en el lugar santo del santuario. La nube de incienso ascendía delante de Dios con las oraciones de Israel. De repente, sintió una presencia divina. Un ángel del Señor estaba ‘en pie a la derecha del altar’” {El Deseado de todas las gentes, cap. 10, p. 76). Por la impresión de ver un ángel -que ha de ser una experiencia maravillosa-, Zacarías no advirtió la posición del ser celestial, a la derecha del altar, que era una clara indicación del favor divino. Y, dominado por el miedo, dudó.
Otro personaje peculiar es Gedeón. Algunas de sus frases célebres fueron: “Si el Señor está con nosotros, ¿cómo es que nos sucede todo esto?”. “Pero, Señor… ¿cómo voy a salvar a Israel?”. “Dame una señal de que en realidad eres tú quien habla conmigo”.
Cierta vez yo actué como Gedeón. Me encontraba rumiando mi “mala suerte”, adelantándome a los resultados y a la maravillosa culminación de los acontecimientos del día, en las oficinas donde tramitaba mi título universitario. Estaba convencida de que no era posible tramitar mi título en esa ocasión, pero, de repente, me recibió la directora del Departamento de Servicio Social, y al ver mis documentos me dijo: “¡Enhorabuena! ¡Has llegado justo en el momento preciso pues, por órdenes del rector, te vamos a otorgar el título en este momento! Llena esta hoja y entrega todos tus documentos en la ventanilla correspondiente para tramitarlo”.
En ese momento fui consciente de una presencia divina en ese lugar. Me pareció como si la dama que me atendía fuera un ángel dándome las buenas nuevas. “Por órdenes del rector…” esas fueron las últimas palabras que pude entender, y el tiempo se detuvo; no supe cómo llené la hoja que me dio, pero cuando reaccioné ya había hecho todos los trámites. Estaba eufórica. Al igual que Gedeón repliqué, objeté y pedí una señal; y como Zacarías, no advertí la indicación del favor de Dios.
Nunca dudes si Dios y sus ángeles están contigo, realizando milagros en tu favor, y entonces podrás ser consciente de la presencia de Dios en tu vida cotidiana.— Gabriela Hernández de Medina.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015
Jardines DEL ALMA
Recopilado por: DIANE DE AGUIRRE
Lecturas Devocionales para Damas 2015
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(268)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*