Lunes 9 de noviembre 2015 | Devoción Matutina para Jóvenes 2015 | Discernimiento espiritual

El hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. 1 Corintios 2:24.

No basta un gran intelecto, mucho conocimiento y mucha cultura para apreciar lo que Dios tiene para ofrecer. Las cosas espirituales y, específicamente las religiosas, las que tienen que ver con nuestra relación con Dios, si bien implican muchos elementos racionales, que apelan a la inteligencia, son de un orden y una naturaleza que es “suprarracional” (que excede y supera a la razón), aunque no “irracional” (que va en contra de la razón o la desconoce).
Por eso, para apreciar a Dios y su Revelación, la Santa Biblia, hace falta una actitud humilde, de quien no está suficientemente pagado de sí mismo en lo intelectual y humano como para discernir la importancia de dejarse ser enseñado y guiado por Dios. Por tal motivo, nuestro Señor Jesucristo, en determinada ocasión, en medio de una oración a su Padre celestial, dijo lo siguiente:
“Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños” (Mat. 11:25). Y, en otra parte, les dijo a los discípulos: “De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos” (Mat. 18:3).
Ya lo decía Blas Pascal, el gran científico, pensador y creyente (1623- 1662): “El corazón tiene razones que la razón no entiende”.
Hay quienes han experimentado tal “lavado de cerebro” a través de las ideologías intelectuales reinantes impuestas por medio de la filosofía, la psicología, la política y el arte seculares que no pueden salirse del “paradigma”, y ver que hay otra posibilidad, otra realidad y otra forma de ver la realidad. Se asemejan mucho al “Mito de la caverna”, de Platón.
Pide hoy al Espíritu Santo que abra tus ojos, tus oídos y tu corazón a la sublime realidad de Dios y a tu profunda necesidad de él. Que te ayude a ver el tesoro de verdades que tiene la Palabra de Dios para ti, y que ponga tu vida en armonía con esas verdades que te elevarán y ennoblecerán como nada puede hacerlo.

DEVOCIÓN MATUTINA JÓVENES 2015
EL TESORO ESCONDIDO
Un encuentro con Dios en tu juventud
Por: Pablo M. Claverie
Lecturas devocionales para jóvenes 2015
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(245)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*