HBOOK007-pequeños800

La hierba se seca y la flor se marchita, pero la palabra de nuestro Dios permanece firme para siempre. Isaías 40:8.

Como era el mes de la primavera, pensé que las flores que mamá había comprado para embellecer la casa durarían un poco más.

Durante todo el fin de semana, estaban muy lindas en el florero de la sala.

La casa estaba perfumada. Pero, apenas comenzó la nueva semana, las flores comenzaron a deshojarse. Si ellas solamente se marchitaran, no sería tan malo, pero también comenzaron a despedir un olor desagradable.

Mientras mamá sacaba las flores marchitas de la sala, nos habló de las victorias que tenemos en esta vida. Y ella dijo:

“Ganar es importante en los juegos de la escuela, pero nadie puede vivir solamente de las victorias que logró. Necesita esforzarse para ser victorioso siempre. Es como tener siempre flores nuevas en el florero de la sala. Los logros son como las flores, pronto se marchitan si no los renovamos”.

Hablemos con Dios

Ayúdame a no aferrarme a una u otra victoria aquí en la Tierra. Quiero ser victorioso en el Cielo. ¡Amén!.

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

__________________________________________________

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

Devoción Matutina en video:

Youtubewww.youtube.com/jespadillchannel

Devoción Matutina en audio:

Soundcloud: www.soundcloud.com/jespadill-channel

__________________________________________________

(348)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*