Martes 11 de agosto 2015 | Devoción Matutina para Jóvenes 2015 | Cuando Dios rompe el silencio

Entonces respondió Jehová a Job desde un torbellino, y dijo: ¿Quién es ése que oscurece el consejo con palabras sin sabiduría? Ahora ciñe como varón tus lomos; yo te preguntaré, y tú me contestarás. ¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra? Házmelo saber, si tienes inteligencia. Job 38:1-4.

Al igual que Job, el sufrimiento en muchas ocasiones nos ha empujado hasta los límites de la fe, y a veces sentimos que navegamos entre la fe y el ateísmo, que tenemos un pie en cada uno de ellos; que andamos al filo del abismo de la duda y el escepticismo.
Pero por fin Dios rompe el silencio. Le habla a Job. Lo más notable es que en ningún momento le explica por qué o para qué permitió que sufriera tanto. Seguramente, porque el misterio del pecado y del dolor es tan grande, tan grave, que el hombre no puede llegar a captarlo.
Y, a continuación, y durante cuatro bellísimos capítulos del libro de Job, cargados de una exquisita poesía de características semíticas (que utiliza el paralelismo de ideas, antes que la rima), Dios se dedica a lanzarle una serie innumerable de preguntas, todas centradas en un tema: el poder infinito, la sabiduría infinita y el amor de Dios tal como se revelan en su obra creadora y sustentadora de las maravillas y bellezas de nuestro mundo. Todas están dirigidas a hacer reflexionar al patriarca sobre con quién está tratando; quién es, en realidad, ese Ser supremo al que Job amó tanto, reverenció y sirvió en los momentos de paz y prosperidad, y ante quien ahora protesta e inquiere.
Dios es a quien debemos todo lo que hace deseable la vida, todo lo bueno que tenemos y de lo cual gozamos, todas las bendiciones de la vida. Si no fuese por su poder creador, nada existiría, ni siquiera nosotros. Si no fuese por su poder sustentador, por su cuidado constante, ningún ser conservaría su existencia ni duraría un solo segundo en este planeta ni én el universo.
En síntesis, lo que Dios quiere decirle al patriarca es: Job, aunque no entiendas lo que te pasa, ni yo te lo explique ahora porque aún no puedes comprenderlo, confía en mí. Tu vida está en buenas manos.

DEVOCIÓN MATUTINA JÓVENES 2015
EL TESORO ESCONDIDO
Un encuentro con Dios en tu juventud
Por: Pablo M. Claverie
Lecturas devocionales para jóvenes 2015
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(215)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*