Martes 11 de noviembre | Devoción Matutina para Jóvenes 2014 | Simón, el Zelote

Cuando llegaron, subieron al lugar donde se alojaban. Estaban allí Pedro, Juan, Jacobo, Andrés, Felipe, Tomás, Bartolomé, Mateo, Jacobo hijo de Alteo, Simón el Zelote y Judas hijo de Jacobo. Todos, en un mismo espíritu, se dedicaban a la oración, junto con las mujeres y con los hermanos de Jesús y su madre María. Hechos 1:13, 14.

Los zelotes entendían que el reino era de este mundo y que el camino de la conquista se recorría con sangre y armas. Que un miembro de este grupo guerrillero aceptara a Cristo, el Señor del amor y el respeto, era un milagro. Que se transformara en un discípulo es la garantía que tenemos de que cualquiera, sin importar cómo piense ni cómo actúe, tocado por la mano transformadora de Jesús puede ser un discípulo.
El grupo político-militar al que pertenecía Simón era muy cercano a los fariseos, y demostraba un celo extremo por las leyes del pueblo judío. Lo que comenzó como un grupo que defendía las normas, se transformó -con el paso del tiempo- en un bando de asesinos.
De allí salió un hombre que buscó a Jesús, y que estaba orando en un mismo espíritu con mujeres, con pescadores y con un excobrador de impuestos. El poder transformador de Cristo no tiene igual.
Puede ser una broma, pero cuentan que un explorador ateo llegó a una tribu y comenzó a cuestionar las nuevas creencias religiosas del grupo. El cacique escuchó con la calma que algunos indígenas tienen, y después de un tiempo le dijo: “Usted tendría que agradecer que tengamos estas nuevas creencias”. El explorador, bastante arrogante, le respondió preguntando por qué, pues él entendía que aquellas eran poco serias y sin valor para el mundo actual. A lo que el cacique le respondió: “Si no fuera por estas creencias, ‘poco serias y sin valor’, usted hoy seria nuestro almuerzo”.
Simón, el zelote, por estar al lado de Cristo, tuvo que aprender a mirar el mundo desde un nuevo punto de vista. Seguir a Cristo, para Simón, significaba dejar todo en lo que él creía. Para él, era una revolución mental que le exigía comenzar todo otra vez; y hacerlo con nuevas reglas.
Si Cristo cambió a Simón, puede hacerlo también contigo.

DEVOCIÓN MATUTINA JÓVENES 2014
365 vidas
Por: Milton Bentancor
===============================================
DEVOCIÓN MATUTINA ADVENTISTA
VISITENOS EN:
www.DevocionMatutina.com
DALE “ME GUSTA” Y “COMPARTIR” EN FACEBOOK:
www.facebook.com/DevocionMatutina.1
GRUPO DEVOCIÓN MATUTINA EN FACEBOOK:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD
EN YOUTUBE: www.youtube.com/jespadillchannel
Sitios sugeridos:
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
Remanente Adventista: www.RemanenteAdventista.com
Mensaje Pro Salud: www.mensajeprosalud.com
===============================================

(508)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*