Martes 13 de septiembre 2016 | Devoción Matutina para Menores 2016 | El sermón que dejó atónito al pueblo


No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Mateo 5:17.

Después de que Jesús ordenó a sus discípulos, los condujo hacia el lago. Mucha gente estaba viniendo para escucharlo, y la playa pequeña y angosta pronto estuvo repleta. Yendo cuesta arriba, Jesús los condujo a un lugar más alto, donde se sentó en el pasto. Todos hicieron lo mismo. Lo más probable es que no se dieran cuenta que aquella brillante mañana iban a escuchar el sermón más grande que alguna vez se haya predicado.
Pero, había una sensación de que Jesús iba a decir algo muy importante. Todos esperaban que el gran Maestro hablara sobre la gloria futura de Israel y cómo serían conquistados los romanos. Los escribas y los fariseos que estaban entre la multitud esperaban oír algunas palabras del esplendor del reino venidero. Los campesinos pobres y los pescadores esperaban escuchar cómo iban a conseguir mejores ropas, comida y alojamiento.
Pero Jesús decepcionó a todos aquel día, en lo que respecta a los asuntos de grandeza mundanal, eligiendo hablar sobre algo totalmente diferente.
“Serán felices cuando se den cuenta de cuán pobres son espiritualmente”, comenzó. La bendición del cielo no es para el orgulloso, que piensa que lo sabe todo y no tiene necesidad de nada; es para aquellos que buscan humildemente el camino de Dios para sus vidas.
Jesús dijo al pueblo que solo profesar algo no significa nada. Solamente creer en Dios sin un cambio de vida equivalía a cero. El Reino del que Jesús hablaba estaba formado por personas que permitían que Dios exhibiera su propio carácter en sus vidas. No había venido para destruir la Ley de Dios, pero la Ley implicaba mucho más que solo la práctica superficial de guardarla externamente.
La gente estaba en silencio mientras escuchaba a Jesús. Siempre habían pensado que la felicidad significaba tener cosas.
¿No era lo más deseado manejar un automóvil último modelo con los caballos más rápidos? la felicidad ¿no aparece cuando tienes fama y fortuna?
Seguramente, trae felicidad que la gente te llame “rabí”, mientras desfilas alrededor jactándote de tu sabiduría.
Pero, Jesús no les dijo ninguna de tales cosas. En su sermón, les enseñó que la verdadera felicidad podía venir solo mientras sus vidas fueran transformadas por Dios, en cumplimiento de la Ley del amor. Todos quedaron atónitos.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2016
¡GENIAL!
Dios tiene un plan para ti
Por: Jan S. Doward
Lecturas devocionales para niños 2016
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD
========================
Visita también:
http://videosadventistas.com/
http://espacioadventista.org/
========================

(54)

Comments

Comentarios

Category:

Matutinas, Menores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*