Martes 15 de diciembre 2015 | Devoción Matutina para Jóvenes 2015 | La liberación final

En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro. Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua. Daniel 12:1, 2.

El capítulo 12 de Daniel concluye el libro hablándonos de una crisis final que cerrará la historia del pecado. Las condiciones nefastas de nuestro mundo actual, que se irán ahondando a medida que lleguemos al fin de la historia, nos muestran adonde conduce la rebelión contra Dios, la independencia con respecto a él, la desobediencia a su voluntad.
Pero, en medio de este cuadro catastrófico, brilla la luz de la esperanza cristiana. Porque la Biblia nos revela que, antes de que el hombre llegue al punto de destruirse y destruir totalmente el planeta en el que vive, Dios mismo, que inició la historia humana hace alrededor de seis mil años, será el encargado de concluirla mediante su intervención final, todopoderosa y gloriosa, en ocasión de la segunda venida de Cristo.
Por eso, aunque en el texto de reflexión para hoy se anuncia un tiempo de angustia “cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces”, la promesa es que “en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro”. Es un tiempo de angustia, pero también de liberación para los hombres de bien y buena voluntad. Es el momento en el que Jesús regresará a la Tierra a hacer juicio contra los que han elegido el camino del mal, y a dar la recompensa final y definitiva a sus hijos, y se concretará el destino definitivo de cada alma: “muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua”.
Sí, estamos en tiempos difíciles, y nos esperan tiempos peores aún, pero por encima y más allá de ellos, Jesús nos invita a erguirnos, cobrar ánimo y regocijarnos en la bendita esperanza de su venida y de la liberación final, preservándonos para su Reino eterno.

DEVOCIÓN MATUTINA JÓVENES 2015
EL TESORO ESCONDIDO
Un encuentro con Dios en tu juventud
Por: Pablo M. Claverie
Lecturas devocionales para jóvenes 2015
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(185)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*