Martes 17 de junio – Devoción Matutina para Mujeres 2014 – Mi nombre en su libro

“Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén […]. No entrará en ella […] sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero”. Apocalipsis 21:10, 27.

En junio de 2000 estábamos visitando la ciudad de Quebec, Canadá. Luego de cruzar el puente sobre el río St. Laurent, fuimos a visitar el majestuoso Chateau Frontenac, situado en uno de los lugares más elevados y destacados de la ciudad. Quedamos maravillados. Después, bajando hacia el centro, encontramos que en todas las calles había pancartas y carteles que anunciaban una importante exposición del famoso pintor nacido en Amsterdam en el siglo XIX, Cornelius D. Krieghoff. Me produjo una emoción enorme ver escrito en grandes letras negras sobre fondo rojo el apellido, no común por cierto, de mi madre: Krieghoff. ¡Me estaban recibiendo a mí también! Sentí como si ese artista fuera mi “pariente cercano”.
Seguimos visitando la ciudad y llegamos a una pequeña y antigua iglesia que tenía en la entrada un gran escritorio antiguo y dos simpáticas monjitas. Muy atentas nos ofrecieron firmar el libro de visitas. Con orgullo firmé con mis apellidos paterno y materno. Cuando ellas leyeron mi nombre me saludaron muy alegres y me hablaron en francés… algo que yo no entendí. Esto me hizo reflexionar. Si me emocioné tanto al ver mi apellido escrito en lugares visibles de la ciudad, ¿cómo será ver mi nombre escrito en el libro de la vida? ¿Me estoy preparando cada día para ese momento final? ¿Cómo tengo mis defensas contra los ataques del enemigo? ¿Qué escribirá Dios junto a mi nombre? La lucha cotidiana contra la indiferencia espiritual no es fácil, porque el gusto y la afición por las cosas superficiales fácilmente se apoderan de nosotras.
Amiga, perseveremos en la oración, la confianza en el Señor, la obediencia, viviendo como si todo dependiera de Dios pero trabajando como si todo dependiera de nosotras. Somos hijas de la familia de Dios. Llevamos su “apellido”. Que nada sea más importante que tener nuestro nombre escrito en su libro y sentir el gozo de entrar en la santa ciudad no solo para visitarla, sino para vivir con Jesús para siempre.

Nancy Gerber de Gordienko, Argentina

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014
DE MUJER A MUJER
Recopilado por: Pilar Calle de Henger
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Sitios sugeridos:
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
Remanente Adventista: www.RemanenteAdventista.com
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
__________________________________________________

(917)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*