Martes 22 de mayo 2018 | Preparación para el tiempo del fin | Escuela Sabática Jóvenes

MARTES 22 DE MAYO
PREPARACION PARA EL TIEMPO DEL FIN
Cómo hacer – Romanos 12:2; 2 Corintios 7:1
En Mateo 24, durante los últimos días del ministerio de Jesús en esta Tierra, Jesús reunió a su pequeño grupo de creyentes en el Monte de las Olivas para transmitirles su último mensaje antes de volver a su Padre en el cielo. Les dijo que se iría, pero que sin duda volvería por ellos. Y antes de su regreso ocurrirían diferentes tipos de señales. Jesús les dijo que, para poder identificar las señales de su Venida, debían ser fieles a él.
Predijo que muchos tratarían de engañarlos diciendo ser enviados por Dios. En cada rincón de este mundo se escucharía de guerras y combates, pero todavía no sería el fin del mundo. Diferentes desastres naturales causarían dolor en la Tierra, y los pecados de las personas aumentarían: habría hambrunas y enfermedades que aumentarían la angustia y la tristeza. Pero el fin no llegaría hasta que cada persona hubiese escuchado la Palabra de Dios.
Las señales están para ayudarnos a darnos cuenta de que el regreso de Jesús está muy cerca, y de que verdaderamente estamos en el tiempo del fin. ¿Cómo nos preparamos?
Renovemos nuestras mentes. Nuestras mentes son instrumentos que guardan información que nos ayuda a tomar decisiones en la vida. En este mundo, muchas cosas nos afectan por medio de nuestra mente. Cuando renovamos nuestra mente y permitimos al Espíritu Santo que trabaje a través de nosotros, estamos avanzando en la dirección correcta. Para renovar tu mente y enriquecer tu relación con Jesús, lee la Biblia y el Espíritu de Profecía, los cuales nos muestran las señales que ocurrirán en el tiempo del fin.
Purifiquémonos. En 1 Corintios 6:19 y 20 se menciona que nuestro cuerpo es templo de Dios y, para mantener nuestro cuerpo puro, debemos abstenernos de participar de los pecados del mundo, no quebrantando la Ley de Dios. Para purificar nuestra vida, tenemos que guardar los mandamientos de Dios, con la ayuda del Espíritu Santo.
Perfeccionemos la santidad. Cuando amamos a Dios, guardamos su Ley, porque su Ley es santa y su voluntad para nosotros, simplemente, es lo mejor. No podemos ser completamente fieles al seguir a Dios si no somos deliberados en serle fieles. Para amarlo y ser fieles a él, no debemos quebrantar su Ley.

PARA PENSAR Y DEBATIR
¿Cómo puedes mantenerte firme en medio de pruebas y tentaciones?
¿Cómo puedes vivir una vida santa en este mundo?
Loloma Gairo. Silang, Cavite, Filipinas

(2)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*