Martes 22 de septiembre 2015 | Devoción Matutina para Mujeres 2015 | Una conversación con Dios

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan? Mateo 7:7-11

Nos disponíamos a almorzar. Siempre acostumbramos a dar gracias por los alimentos y pedir la bendición de Dios sobre ellos. Esta vez era el turno de mi nietita de orar por los alimentos. A sus dos años, era todo un acontecimiento.
Ella oró, dio gracias y mencionó a toda la familia, nombre por nombre; pero después, en vez de decir “en el nombre de Jesús”, dijo al Señor: “Ok, babai” [bye, bye]. Podría causar risa; pero a mí me hizo pensar. Me di cuenta de que mi nieta confiaba verdaderamente en Dios, y había conversado con él tan naturalmente que se despidió como si fuera visible a sus ojos.
Hay un escrito inspirado que nos dice: “Orar es el acto de abrir tu corazón a Dios como a un amigo… Cuando Jesús estuvo sobre la tierra, enseñó a sus discípulos a orar. Les enseñó a presentar a Dios sus necesidades diarias y a confiarle todas sus preocupaciones. Y la seguridad que les dio de que sus oraciones serían escuchadas se nos da a nosotros también” (El camino a Cristo, cap. 11, p. 138).
“Satanás se aterroriza cuando oramos. Hay poder en la oración. Nuestro adversario procura constantemente mantener al alma turbada lejos de Dios. Una súplica elevada al cielo por el santo más humilde es más temible para Satanás que las órdenes reales o decretos gubernamentales” (Comentario bíblico adventista, t. 7, p. 70). “Pedid y se os dará” es la promesa. Dios nos escucha, y quiere contestar nuestras oraciones. Vence al enemigo con la oración. A mí me ha dado muy buenos resultados.
¿Probarás? Hazlo antes de salir apresurada para el trabajo, y tendrás su compañía constante. Está a tu lado. Conversa con él como con un amigo, como con tu Padre amante, y tendrás un día feliz.— Gicela Columbie.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015
Jardines DEL ALMA
Recopilado por: DIANE DE AGUIRRE
Lecturas Devocionales para Damas 2015
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(217)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*