Martes 25 de abril | Una Pausa en el Camino | Escuela Sabática

NACIDOS DE NUEVO

En Cristo tenemos una nueva vida, un nuevo comienzo. Nacemos de nuevo. Lo significativo de esto, especialmente para aquellos que aceptaron a Cristo después de la niñez, es que ahora vivirán de manera diferente de como lo hicieron antes. ¿Quién no ha oído algunas historias increíbles de aquellos que, habiendo estado en el mundo, experimentaron una transformación radical por causa de Jesús y su gracia salvadora? De hecho, después de hablar acerca de la muerte al yo y de la nueva vida que tenemos en Jesús (habiendo sido bautizados en su muerte y su resurrección), Pedro luego habla acerca de la clase de cambios que experimentaremos.

Lee 1 Pedro 4:3 al 6 ( CB ) . ¿Qué cambios ocurrirán en la vida de una persona y de qué modo responderán los demás a esos cambios?

Pedro utiliza términos que se relacionan con el abuso del alcohol: “desenfreno” (NVI), “embriagueces”, “borracheras” (NVI), “glotonerías” (RVR 2000) y “parrandas” (NVI). Para decirlo en términos modernos, se terminaron los días de juerga. De hecho, según Pedro, el cambio que experimenta un cristiano debería ser lo suficientemente grande como para que a aquellos que conocían al cristiano en su vida pasada les parezca “cosa extraña” que el cristiano ya no participe en actividades libertinas (1 Ped. 4:4). Así, podemos ver aquí una oportunidad de testificar a los incrédulos sin tener que predicar. Una vida cristiana piadosa puede ser un mejor testimonio que todos los sermones del mundo.

En estos textos, ¿qué dice Pedro acerca del Juicio?

Aquí, como en otros lugares de la Biblia (Juan 5:29 ( CB ) ; 2 Cor. 5:10 ( CB ) ; Heb. 9:27 ( CB ) ), Pedro deja en claro que un día habrá un juicio para las obras hechas “en la carne” (1 Ped. 4:2 ( CB ) ). Cuando Pedro habla acerca de que “ha sido predicado el evangelio a los muertos” (1 Ped. 4:6 ( CB )), se está refiriendo a que, aun en el pasado, las personas que ahora están muertas tuvieron oportunidad, mientras vivían, de conocer la gracia salvadora de Dios. Así, Dios también puede juzgarlos con justicia.

Como creyente en Cristo, ¿cuán diferente vives ahora de lo que lo hacías cuando no creías en él? ¿Qué diferencia ha hecho Jesús en tu vida?

(164)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*