HBOOK007-pequeños800Pido en oración que lleguen a tener más amor todavía, y mucha sabiduría y entendimiento en todo, para que sepan escoger siempre lo mejor. Filipenses 1:9, 10.

Subir a los árboles puede ser bien divertido, pero también peligroso. Cualquiera de nosotros se siente mucho más seguro cuando está subiendo. Vamos superando las complicaciones, agarrándonos de las ramas. Cuando menos te lo esperas, estás allá en lo alto.

¡Es una victoria! El problema es el descenso.

El pasaje por las ramas hace que nos acordemos que el piso está allá lejos, y que una caída puede significar una pierna enyesada o un “chichón” en la cabeza. ¡Qué difícil! En la bajada, la distancia entre las ramas parece mucho más grande que en la subida. Solamente esperamos tener los pies en tierra firme para volver a respirar aliviados y calmar los latidos del corazón.

Con Dios, no tenemos nada de qué temer. ¿Sabes por qué? Con Dios, somos más prudentes y más cuidadosos. Y, si aun así surgen problemas, sabremos con quién contar.

Hablemos con Dios

Dios, muchas gracias por estar siempre cerquita de mí. Ayúdame a acordarme de eso cuando esté en problemas. ¡Amén!.

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

__________________________________________________

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

Devoción Matutina en video:

Youtubewww.youtube.com/jespadillchannel

Vimeowww.vimeo.com/jespadillchannel

__________________________________________________

(246)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*