Martes 27 de diciembre 2016 | Devoción Matutina para Adultos 2016 | El juramento hipocrático


El cruce de los elegidos a la eternidad
“Y yo, cuando sea levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo”. Juan 12:32

EL JURAMENTO HIPOCRÁTICO es el compromiso que adquiere un médico de practicar la medicina para la conservación de la vida del paciente y para protegerlo, “y no causar daño alguno”. Y, ¿cuál es el símbolo visual de estos profesionales del arte de curar? Una serpiente enroscada en un palo.
Pero, gracias a la conversación clandestina de Jesús con Nicodemo a medianoche, sabemos que la historia de la serpiente de bronce es mucho más que un precedente de la medicina. Mediante el santuario portátil del pueblo, Dios enseñó gráficamente a los elegidos en cada acampada en el desierto que, a través del cordero sacrificial sustitutivo, sus pecados -de hecho, los pecados de toda la raza humana- son expiados y perdonados de buen grado por un Dios misericordioso y perdonador. Pero con la serpiente de bronce Dios añade otra metáfora esencial a su don de la expiación: la sanación. Porque no solo hay que perdonar los pecados de los elegidos: también deben ser sanados de sus pecados para entrar en la tierra prometida.
¿Cómo? Bueno, ¿cómo salvan hoy a uno de una mordedura de una serpiente de cascabel? Se inyecta el veneno de la cascabel en un caballo o una vaca para hacer que el animal cree un anticuerpo a la toxina de la serpiente. Después, ese anticuerpo es extraído de la sangre, congelado y almacenado para cuando uno sea mordido y llevado a toda prisa a Emergencias. Uno se salva porque inyectaron a otro el mismo veneno. Con las inconfundibles palabras dichas a Nicodemo, Jesús vinculó la serpiente de bronce de Moisés con su propio izamiento en el Calvario, donde se convertiría en pecado aquel “que no conoció pecado” (2 Cor. 5:21) para la curación de esta raza de pecadores. “Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros” (Isa. 53:6). Fue inyectado con nuestros pecados para que “por sus llagas” seamos curados (vers. 5). ¡No es de extrañar que debamos apresurarnos en llegar a su cruz mañana tras mañana!
Me preocupa que con un mensaje tan peculiar y un estilo de vida tan contracultural, los elegidos puedan llegar a engañarse creyendo que, de algún modo, nuestra salvación se basa en nuestras enseñanzas singulares o en la obediencia radical. Pero la Serpiente divina elevada en el asta declara algo distinto. “Si tan solo hacemos nuestra y nos postramos ante la cruz del Calvario, recibiremos las bendiciones de Dios. Dios nos ama. No quiere atraernos para causarnos daño: ¡Oh, no! Desea consolarnos, derramar sobre nosotros el aceite del gozo, sanar las heridas que nos ha infligido el pecado, reparar lo que Satanás ha dañado. […] ¿No caeremos de rodillas al pie de la cruz? Jesús pondrá sus brazos a nuestro alrededor y nos consolará. ¿Lo haremos sin más dilación?” (Review and Herald, 4 de marzo de 1890).

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2016
ELEGIDOS
El sueño de Dios para ti
Por: Dwight K. Nelson
Lecturas devocionales para Adultos 2016
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD
========================
Nueva Matutina 2017. Pídelos hoy mismo al coordinador de publicaciones de tu iglesia.

(488)

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*