Martes 27 de octubre 2015 | Devoción Matutina para Jóvenes 2015 | El sufrimiento de los hijos

¿Dónde está el rebaño que te fue dado, tu hermosa grey? Jeremías 13:20.

Cuando los padres deciden separarse por motivos como que “han perdido el amor”, que no se sienten completos con su pareja, que han encontrado otra persona que los hará más felices, etc., exponen a sus hijos, sobre todo si son pequeños, a varios sufrimientos: En primer lugar, ver destruido eso tan precioso para ellos, que les brinda tanta seguridad, afecto, contención, y una sana y necesaria estructura, como es ver a papá y mamá juntos, que se quieren y los quieren a ellos; quienes, sobre todo a temprana edad, son un “equipo” que es lo más parecido a Dios que pueden concebir. La desintegración del hogar, donde papá pasa a vivir en otra casa, y se transforma en una visita en el hogar donde viven, y donde ellos pasan a ser visita en la casa de su papá (o su mamá), es altamente nociva para la salud emocional y psicológica del niño. ¿Podemos pisotear livianamente los sentimientos de nuestros hijos, en pos de nuestra supuesta “felicidad” personal, poniéndonos a nosotros y nuestras “necesidades” en primer lugar antes que a ellos?
En segundo lugar, los hijos se ven forzados, en poco tiempo, a tener que convivir en casa con otra persona que no es su padre o su madre, sino un advenedizo que no eligieron y que les es impuesto por fuerza. ¿No es esto un acto de violencia psicológica? ¿Por qué un niño o un adolescente tiene que verse obligado a aprender a convivir con un extraño, que ahora ocupa el lugar que legítimamente ocupaba uno de sus progenitores, aun cuando en el mejor de los casos sea una persona buena, afable y que los trate bien? Incluso cuando en algunos casos esto fuere inevitable, no deja de ser antinatural. Lo natural es que los hijos vivan con sus dos padres juntos.
¿Están los padres que piensan divorciarse no a correr ELLOS el riesgo de que todo esto suceda, sino que SUS HIJOS corran estos riesgos que tanto atenían contra su salud psíquica y su felicidad? ¿No merecen ellos que luchen hasta lo último por darles a sus hijos la seguridad emocional, física y espiritual que necesitan y que LES DEBEN por haberlos traído a este mundo difícil?

DEVOCIÓN MATUTINA JÓVENES 2015
EL TESORO ESCONDIDO
Un encuentro con Dios en tu juventud
Por: Pablo M. Claverie
Lecturas devocionales para jóvenes 2015
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(230)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*