HBOOK007-pequeños800¡Oh! Dios, ¡pon en mí un corazón limpio!, ¡dame un espíritu nuevo y fiel! Salmo 51:10.

Tener un corazón puro significa no mancharte con pensamientos malos o llenos de pecado. Es difícil estar siempre lejos del pecado, porque nuestras acciones y nuestras palabras no siempre son amables y bien educadas. A veces, nos atacan la bronca, los celos, la envidia, el enojo y otros sentimientos desagradables.

Afortunadamente, Dios puede darnos fuerzas y poder para mantener una segura distancia del pecado. Cuando sientas que estás demasiado cerca del pecado, corre hacia Dios.

Él limpiará tu corazón.

Hablemos con Dios

Buen Dios, cuando esté a punto de pecar, llévame bieeeen lejos del pecado. ¡Amén!.

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

Visite nuestra web Oficial: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

(286)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*