Martes 29 de julio – Devoción Matutina para Menores 2014 – No hay mayor amor

«El amor más grande que uno puede tener es dar su vida por sus amigos» (Juan 15:13).

El primer intento lo realizó Gerry Ulrich. Le ataron una cuerda a la cintura y lo bajaron al hoyo. Como Morris llevaba más de doce horas atrapado, los olores producidos por su cuerpo llenaban aquel reducido espacio.
Gerry llegó a unos 15 centímetros del chico pero se mareó por el mal olor, tosió y pidió que lo sacaran de aquella grieta. Disgustados, los bomberos sacaron a Gerry mientras rumiaban su enojo: «Eso nos pasa por utilizar a un muchacho». Pero el papá no se inmutó. Abrazó a su hijo y lo apretó contra su pecho. «¿Por qué no tratan con Michael?» dijo, a pesar de los sollozos de su hijo más pequeño. Michael, el otro hijo, permanecía de pie y en silencio, observando los procedimientos. Los encargados asintieron una vez dejaron de quejarse del fracasado intento de Gerry.
Hicieron que Michael se quitara su chaqueta para reducir su grosor. Ataron una soga a su cinturón de piel y colocaron un arnés de nailon en su cintura. También llevaba consigo una soga extra, una correa y una abrazadera para asegurar a Morris en caso de que pudiera alcanzar su objetivo.
Michael le habló a Morris según se iba acercando: «Dentro de poco te vamos a sacar de aquí», le prometió mientras enganchaba a Morris y les pedía a quienes estaban en lo alto que tiraran. Cuando lo hicieron, Morris se movió unos 5 milímetros, no más; no podía ser halado de las fauces de la cueva, pero de alguna forma podría ser levantado. Michael trató por algunos minutos de idear alguna forma para desatascar al chico. Finalmente, con la ayuda de su padre y de los que estaban en la boca de la grieta, idearon un sistema de poleas que funcionó. Después de veintiséis horas y media Morris fue liberado gracias a la tranquila y valerosa actitud de Michael.
Poco después, Michael Ulrich recibió una medalla de bronce de la Carnegie hiero Foundation. En la parte de atrás de la medalla se puede leer: «Nadie tiene mayor amor que este». Mediante el amor, Dios prepara a su pueblo para que ayude y sirva a los demás.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014
EN LA CIMA
Por: Kay D. Rizzo
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Sitios sugeridos:
Devocional Matutino: www.devocionalmatutino.com
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
Remanente Adventista: www.RemanenteAdventista.com
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
__________________________________________________

(244)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*