HBOOK007-pequeños800

Jesús tomó en sus manos los panes y, después de dar gracias a Dios, los repartió entre los que estaban sentados. Hizo lo mismo con los pescados, dándoles todo lo que querían. Juan 6:11.

¿Cuántas personas cenan en tu casa? No alcanza para cinco mil personas, ¿verdad? Sabes, una vez un niño ayudó a Jesús a alimentar a cinco mil personas. Todas estaban reunidas para oír las historias de Jesús.

El tiempo pasó rápido y ellos ni se dieron cuenta. De repente, comenzaron a sentir hambre. ¿Qué sucede cuando tú sientes hambre? La barriga cruje.

¡Imagínate cinco mil barrigas crujiendo! Pero no había ningún restaurante ni mercado en los alrededores. Nadie había llevado comida, en realidad, solamente un niño se había acordado de llevar una merienda que constaba de cinco panes y dos peces. ¿Cuántos sándwiches crees que se podrían hacer con cinco panes y dos peces?

Bueno, Jesús tomó esa merienda, oró a Dios para agradecer el alimento y comenzó a distribuir la comida. Todas las cinco mil personas comieron, quedaron satisfechas y aún sobró bastante. ¡Qué milagro!

Hablemos con Dios

Querido Dios, te agradezco porque tú siempre haces lo mejor para mí. ¡Amén!.

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

 Visite nuestra web Oficial: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

 Devoción Matutina en video:

Youtubewww.youtube.com/jespadillchannel

Vimeowww.vimeo.com/jespadillchannel

(322)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*