HBOOK007-pequeños800

Pues nunca faltarán pobres en medio de la tierra; por eso yo te mando: Abrirás tu mano a tu hermano, al pobre y al menesteroso en tu tierra. Deuteronomio 15:11.

Conozco a Lau desde que ella era muy pequeña. Cuando tenía unos tres años, salló a pasear con su papá y vio una persona de cabellos blancos pidiendo limosna en la calle.

El padre de Lau colocó un poco de dinero en la mano de su hjjita y la orientó para que se lo diera a aquella mujer, para ayudarla. ¿Sabes lo que hizo Lau? Ella le dio el dinero y también le dio un abrazo bien apretado. Cuando ella volvió al lado de su padre, miró para atrás y vio que la mujer estaba llorando. ¡Era un llanto de felicidad!

Las personas necesitan comer y vestirse, pero hay algo que necesitan todavía más: ser amadas y recibir cariño.

Hablemos con Dios

Padre, ayúdame amar a las personas de la misma manera que yo sé que tú me amas. ¡Amén!

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

(414)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*