Martes 8 de septiembre 2015 | Devoción Matutina para Mujeres 2015 | Honestamente equivocada

Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Juan 8:32

-Cuando un hombre que está honestamente equivocado escucha la verdad, dejará de estar equivocado, o de ser honesto -declaró una amiga, haciendo alusión al pensamiento del editorialista norteamericano Fanning Yater Tant.
-¡Excelente! Una de mis mayores alegrías es haber aprendido a mostrar gratitud cuando alguien me muestra que estoy equivocada-dije yo-. Y, ¿sabes una cosa? Además, ni siquiera me duele.
-Estoy de acuerdo -concluyó mi amiga.
Hace poco experimenté uno de esos momentos en que me encontré “honestamente equivocada”. Pero cuando alguien señaló mi error, dudé en convencerme. Pero esa noche me examiné a mí misma y lo acepté; y agradezco a Dios que se interesó tanto en mí, que me envió a esa persona.
Es difícil aceptar nuestros errores y debilidades. Pero cuando reconocemos la verdad y aceptamos nuestro error, somos libres. ¿Libres? ¿Acaso estamos presos? Nuestros prejuicios, nuestra autosuficiencia, las tradiciones y el orgullo son algunas de las cadenas que nos atan, e impiden que Dios obre en nosotros como desea. El reconocimiento de nuestro error nos coloca en un plano donde Dios puede obrar en nosotros. “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9).
¿Cuál es la verdad? La deplorable verdad es que todos fallamos, que no podemos hacer nada bueno por nosotros mismos, que merecemos la muerte. Si esa fuera la única verdad, nuestra vida no tendría razón de ser, y estaríamos condenados al calabozo de la desesperación. Pero hay una verdad que sobrepuja todo entendimiento: Cristo nos ama tanto, que en la cruz proveyó ayuda para enmendar tu error y el mío. Cuando creemos en él, aceptamos su sacrificio, dependemos de él y permanecemos en su Palabra, podemos ser discípulos que exaltemos su nombre (ver Juan 8:31).
¿Estás honestamente equivocada? A quien te señale un error, trátalo como embajador de Dios. Hoy puedes pasar de ser “honestamente equivocada” a ser “verdaderamente libre”. Porque, “si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres” (vers. 36). ¡Gloria a Dios!.— RhodiAlers de López.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015
Jardines DEL ALMA
Recopilado por: DIANE DE AGUIRRE
Lecturas Devocionales para Damas 2015
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(242)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*