JovenesQue pida con fe, sin dudar, porque quien duda es como las olas del mar, agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento. Quien es así no piense que va a recibir cosa alguna del Señor; es indeciso e inconstante en todo lo que hace (Santiago 1:6-8).

La historia que te conté hace algunos días sobre la curación milagrosa del general Fuller, cuando todavía era ateo, al principio me desconcertó. ¿Por qué Dios permite que sus hijos fieles mueran de enfermedades largas y dolorosas mientras que otros que no creen en él se curan milagrosamente? .Cual es la relación entre la oración y la fe? ¿De verdad Dios contesta nuestras oraciones de acuerdo con nuestra fe? El general Fuller no tenia fe; sin embargo, Dios lo sano milagrosamente. Si te pones a pensar, Dios no necesita nuestra fe para realizar milagros en beneficio nuestro. El es todopoderoso y soberano. No depende de nosotros ni lo limitamos para hacer su voluntad. La Biblia dice que ha hecho milagros en favor de personas que dudaban o no tenian fe. Analiza, por ejemplo, el primer dialogo entre Gedeón y el ángel (Jue. 6:11-27)

o el de Moisés con Dios en el desierto (Exo. 3:1-4:17). Ninguno de ellos mostro mucha fe en sus palabras, pero el realizo milagros poderosos en su favor. El caso más interesante quizá sea el de Maleo, sirviente del sumo sacerdote (Juan 18:1-11). Maleo no era seguidor de Jesús sino su enemigo. Había acudido a arrestarlo. Por supuesto, Maleo no tenía fe en Cristo, pero cuando Pedro le cortó la oreja, el Maestro lo sano milagrosamente. Entonces concluimos que los milagros de Dios no dependen de nuestra fe. Si es así, .por que dice Santiago 1:6,7 que sin fe nada recibiremos del Señor? Bueno, la razón me parece sencilla. Hay peticiones que Dios puede concedernos sin fe y otras que no puede darnos sin fe. Por ejemplo, Dios puede darnos salud sin que tengamos fe, pero no salvación. Dios puede darnos inteligencia aunque no tengamos fe, pero no sabiduría. Si te pones a pensar, las cosas que realmente valen la pena, aquellas que nos dan vida plena y duraran después de que este mundo se acabe, requieren fe de nuestra parte. Las cosas importantes solo podemos recibirlas cuando confiamos lo suficiente en Cristo Jesús como para obedecerlo y poner nuestro futuro en sus manos. ¿Y tú, tienes fe? Si la tienes, Dios te dará mucho más de lo que imaginas.

MEDITACIONES MATINALES JÓVENES 2013

¿SABÍAS QUE…?

Por: Félix H. Cortez

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

(579)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*