HBOOK007-pequeños800Mira, yo estoy llamando a la puerta; si alguien oye mi voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaremos juntos. Apocalipsis 3:20.

¿Cómo te das cuenta si hay visitas en casa?

¡Es una fiesta! Si es una visita esperada, entonces, todo el mundo se moviliza. Se limpia el sofá, la alfombra se coloca en su debido lugar, tú mismo arreglas tu cuarto y hasta brilla la cocina. Tal vez oigas a tu mamá decir: “Bueno, creo que ahora no falta nada. ¡Está todo listo!”

Mientras la visita no llega, todo el tiempo te dan ganas de mirar hacia la calle, solamente para confirmar si la visita está llegando o no. Y, cuando finalmente aparece, hay completa alegría.

¡Qué bueno sería si tú te prepararas así de bien para recibir a Jesús! Todos los días Jesús quiere visitarte en tu casa.

Cuando estás orando, es como si estuvieras invitándolo a entrar.

¿Ya hablaste con Jesús hoy?

Hablemos con Dios

Querido Jesús, mi casa siempre está abierta y lista para recibirte.

Ayúdame a comprender lo que tu esperas de mi. ¡Amén!

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

(289)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*