Miércoles 16 de marzo 2016 | Devoción Matutina para Mujeres 2016 | “Yo soy” cambia lo que yo soy – 3a parte

Estate quieta, y reconoce que yo soy Dios. Dios

“Yo soy el camino, la verdad y la vida. Solamente por mi se puede llegar al Padre” (Juan 14:6).

“YO SOY la resurrección y la vida” (Juan 11:25), te dice Jesús, quien sabe que la muerte es la realidad más inevitable y abrumadora que te aguarda. Tus días en esta tierra están contados, aunque te parezca impensable durante la juventud o en los años de plenitud que tal vez aún disfrutas. Pero ten ánimo, porque ahí no se acaba todo. Jesús disipa toda incertidumbre respecto a la muerte cuando afirma: “El que cree en mí, aunque muera, vivirá” (Juan 11:25). ¡Qué maravillosa esperanza!
La muerte no es el capítulo final, así como no fue el acto final de la vida de Jesús. Cuando afrontas la enfermedad y la muerte con una fe inquebrantable en la resurrección estás dando un poderoso testimonio a un mundo desesperanzado. Gracias al “Yo soy”, tu perspectiva de la muerte cambia tu perspectiva de la vida.
“Yo soy el camino, la verdad y la vida” (Juan 14:6). ¡Jesús no se andaba con rodeos! Todas sus declaraciones se resumen en esta: “Yo soy el único camino, la única verdad, la única fuente de verdadera vida”. Jesús te plantea una relación de exclusividad, porque solamente a través de él se puede llegar al Padre.
Cuando “Yo soy” se cruza en tu camino, lo que tú eres cambia para siempre. Pasas de tener miedo a la muerte a vivir sin miedo en la vida y con esperanza en un futuro eterno más allá de este mundo. Cuando “Yo soy” se cruza en tu camino comienzas una relación exclusiva con Dios que dará plenitud a tu vida.
Son firmes los pilares en los que se asienta la fe cristiana. Esos pilares son en realidad uno solo: Cristo. Cristo es el pan de vida que sacia tu hambre espiritual; la luz del mundo que pone fin a tu confusión y a las tinieblas que te rodean; la puerta que te conduce a una vida plena; el buen pastor que te guía a pastos verdes y aguas frescas; la resurrección que te promete vida más allá de la muerte; el camino recto; la verdad que disipa todo engaño y la vida eterna.
El gran “Yo soy” quiere vivir en ti, para que tu “yo soy” sea completamente transformado y te parezcas cada vez más a él. Simplemente haz silencio, quédate quieta, escucha y comienza tu día de hoy.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2016
Ante todo, cristiana
Por: MÓNICA DÍAZ
Lecturas Devocionales para Damas 2016
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD
========================
Visita también:
http://videosadventistas.com/
http://espacioadventista.org/
========================

(275)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*