Miércoles 2 de julio – Devoción Matutina para Mujeres 2014 – Él alumbrará tu oscuridad

“Busqué a Jehová, y él me oyó, y me libró de todos mis temores”. Salmo 34:4.

Era un viernes de noche y nos disponíamos a salir hacia la iglesia. Mi hija menor pidió que la esperáramos un momento, pero mi hijo Ludin, con su Biblia en la mano, me dijo:
—Mami, yo debo participar en la Sociedad de Jóvenes, me adelanto, ¿sí?
-Ve con cuidado hijito, nosotras vamos enseguida -fue mi respuesta.
Pasaron escasos minutos y escuchamos un ruido ensordecedor. Todo quedó a oscuras. La luz dio paso a las tinieblas. ¡Qué angustia! Mi pequeño afuera de casa… ¿llegaría a la iglesia? ¿Qué hacemos, Señor?
-Oremos -dijeron mis hijas Lilian e Iris.
Luego de la oración salí en busca de mi hijo. Inicié mi recorrido con temor al escuchar un tiroteo en la Plaza de Armas, por donde debía pasar.
Llegué al centro de la plaza y fui rodeada por un batallón de soldados. Uno de ellos me ordenó:
-Apague su linterna y tírese al piso.
Cumplí la orden y supliqué:
-Por favor, no me hagan daño, voy a la iglesia a buscar a mi hijo. Déjeme ir, por favor.
-Lo sentimos, el muchacho ya está en el calabozo.
-No, señor, me espera en la iglesia, déjeme pasar.
-Está bien, vaya a su casa, no prenda su luz, y camine pegada a la pared.
Proseguí mi camino, y al llegar a la plaza oí la voz de otro policía:
-¡Deténgase!
Me detuve; era un amigo de la familia, quien bondadosamente me acompañó. Llegamos a la iglesia, pero mi hijo ya no estaba; nos indicaron que fuéramos a la casa de los hermanos Cuevas, tampoco estaba allí, había salido en compañía de otros hermanos.
Volví a casa en medio de la oscuridad y ¡qué alegría fue encontrarme con mi niño sano y salvo! Dimos gracias a Dios porque una vez más nos había cuidado, mientras meditábamos en sus palabras: “Cuando te acuestes, no tendrás temor, sino que te acostarás y tu sueño será grato. No tendrás temor de pavor repentino […]. Porque Jehová será tu confianza, y él preservará tu pie de quedar preso” (Prov. 3:24-26).
Querida amiga, quizá no tengas temor de los apagones terroristas, ni debas enfrentarte a policías violentos; pero te acechan problemas económicos, vacíos emocionales, enfermedad, soledad o miedos. No desesperes, clama al Creador con fe, confía y él cambiará tu oscuridad por la más brillante luz.

Hilda Aliaga Velásquez, Bolivia

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014
DE MUJER A MUJER
Recopilado por: Pilar Calle de Henger
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Sitios sugeridos:
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
Remanente Adventista: www.RemanenteAdventista.com
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
__________________________________________________

(507)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*