Miércoles 22 de febrero 2017 | Devoción Matutina para Adolescentes 2017 | Desde las cenizas


“Allí Josué colocó las doce piedras que trajeron del Jordán, y dijo a los israelitas: ‘En el futuro, cuando sus hijos les pregunten: “¿Qué significan estas piedras?”, cuéntenles cómo Israel pasó el río Jordán en seco'” (Josué 4:20-22).

En mi escritorio tengo un ladrillo ennegrecido por las cenizas junto a un montón de fotos deformadas por el agua y un juego de llaves. Son restos de otros tiempos, algunas de las cosas más antiguas que poseo. Ya eran mías antes del incendio. Mi esposo y yo perdimos prácticamente todo lo que teníamos cuando se incendió la residencia femenina de la Academia Adventista de Auburn. Las pocas cosas que pudimos salvar se han convertido en objetos muy preciados para nosotros: tres fotos de nuestra boda, y algunas baratijas y objetos que guardo en mi escritorio. Cuando los observo, recuerdo el incendio; más concretamente, recuerdo el peligro de la situación y cómo pudimos haber perdido la vida. Pero Dios nos mantuvo a salvo. El otro día, una amiga me preguntó: “¿Por qué tienes un ladrillo viejo y ennegrecido sobre tu escritorio?” Sonreí. “Para recordar -le contesté-. No quiero olvidar”.
La mayoría de las personas que habían cruzado el Mar Rojo en seco habían muerto ya cuando Josué condujo a los israelitas a la tierra prometida, por lo que cruzar el Jordán por tierra seca era bastante emocionante. Cuando los pies de los sacerdotes tocaron la orilla, el agua dejó de fluir y se apiló en un montón a una gran distancia. Entonces, miles de personas caminaron hacia la otra orilla del río Jordán sobre tierra seca. Josué ordenó a los sacerdotes que recogieran doce piedras del lecho del río y las apilaran en la orilla para que sirvieran como recordatorio de aquel día. Dijo al pueblo que, cuando pasaran los años y sus hijos les preguntaran por las piedras, compartieran con ellos la experiencia de haber cruzado el Jordán en seco. Eso ayudaría a sus hijos a confiar en Dios en los tiempos difíciles.
No hay nada como recordar el pasado para renovar nuestra fe. Es fácil olvidarse de las cosas que Dios ha hecho por ti cuando tienes un problema encima, pero trata de recordar momentos del pasado en los que Dios ha estado ahí, y afórrate a él cuando el presente sea difícil. Ten fe en que Dios te ayudará a superarlo, al igual que lo hizo en el pasado. MH

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017
http://devocionmatutina.com
========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(55)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*