ESPT300X395Miércoles 23 de enero
LA CREACIÓN EN LOS PROFETAS
“Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy Jehová, y no hay otro” (Isa. 45:18).
Isaías 45:18 enfatiza la intención de Dios de preparar un lugar para que vivieran los humanos. Así, la adecuación de la Tierra para la vida no es un accidente.
Considera algunos rasgos de la Tierra que la hacen adecuada para la vida humana, en contraste con otros planetas de nuestro sistema solar. Primero, el agua es abundante. Existe alguna evidencia de actividad acuática en Marte, pero no hay cuerpos de agua sobre este ni cualquier otro planeta fuera de la Tierra. Otra característica singular de nuestro planeta es la composición de la atmósfera, un 21% de oxígeno y 78% de nitrógeno. Otros, tienen atmósferas dominadas por dióxido de carbono o por helio; solo la Tierra posee una atmósfera adecuada para la vida. El rango de temperaturas es apropiado para la vida terrestre, a diferencia de cualquier otro planeta de nuestro sistema solar. Esto se debe a una combinación de factores, incluyendo nuestra distancia del Sol, la composición de la atmósfera, la masa de la Tierra, y la velocidad de su rotación, que determina la longitud de los días y las noches. Todas esas características, y otras, hacen que la Tierra sea el único planeta de nuestro sistema solar que puede sostener vida.
¿De qué manera los siguientes textos se relacionan con los eventos descritos en Génesis 1?
Isa. 44:24
Isa. 45:12
Jer. 51:15, 16
Amós 4:13
Juan 1:9
Zac. 12:1
Piensa en las consecuencias de nuestro origen y por qué es tan importante que sean apropiadas para entender quiénes somos, por qué estamos aquí y qué podemos esperar en un mundo que, por sí mismo, no ofrece ninguna esperanza

(521)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*