Miércoles 26 de marzo – Devoción Matutina para Menores 2014 — La luz de los ojos

“Mi corazón está acongojado, me ha dejado mi vigor, y hasta la luz de mis ojos me falta” (Sal. 38:10).

Tal vez, has oído expresiones como estas: “Le brillaban los ojos”; “Se le iluminaron los ojos”. Estas frases proceden de un tiempo en que la gente creía que la luz provenía de los ojos. Pero, sabemos que los ojos no poseen luz propia.
Cuando una persona está feliz, tiende a levantar la cabeza.
Eso permite que los ojos reflejen la luz que hay a su alrededor.
Supongamos que una persona se encuentra triste o desanimada, y anda con la cabeza gacha. De pronto, se entera de algo que la alegra y que le da esperanza. Entonces, alza la cabeza, y así permite que sus ojos reflejen la luz que llega hasta ellos.
Entonces, sus amigos pueden comentar: “¿Viste cómo se le iluminaron los ojos?”
David aprendió que cuando estamos desanimados podemos confiar en que el Señor renovará la luz de nuestros ojos.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014
¡BUSQUEMOS JUNTOS!
Por: Santiago y Priscila Tucker
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Devoción Matutina en video:
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
Estudie Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
__________________________________________________

(221)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*