xesMiércoles 26 de diciembre: 

LA TIERRA NUEVA

Apocalipsis 20 termina con la eliminación de Satanás y su hueste. Apocalipsis 21 se inicia con una visión de un nuevo cielo y una tierra nueva.

Apocalipsis 21:1 al 5 presenta la promesa de que Dios hará todas las cosas nuevas. ¿De qué modo esto refleja el informe de la Creación en el Génesis? (Gén. 1 y 2). ¿Cuáles son las diferencias?

La palabra traducida como “nuevo” en Apocalipsis 21:1 enfatiza algo que es nuevo en forma o cualidad más bien que un evento “nuevo” en el tiempo. El propósito de Dios en la Creación del Génesis permanece no logrado hasta que se cumpla en la Tierra Nueva. De aquí que toda la creación gima y anhele la liberación (Rom. 8:20-22). La nueva creación de Dios consistirá en liberar el cosmos y la Tierra de su estado actual para llevarlos a la conformidad con sus designios. Aunque la nueva creación será diferente de la antigua, habrá cierta continuidad entre ambas. Como la antigua, la Tierra Nueva será real, un lugar tangible, habitado por seres reales y físicos. La Tierra será renovada, purificada por fuego (2 Ped. 3:10-13).

Lee Apocalipsis 21:11 a 22:5, y capta los aspectos físicos de la Nueva Jerusalén, capital de la Tierra Nueva. ¿De qué forma la descripción de Juan muestra la realidad de la ciudad?

Una cosa es clara: hablamos de un lugar literal y físico. La herejía pagana de que lo físico es malo y lo espiritual es bueno es ajena a la Escritura. Aunque las palabras, aun las inspiradas, son limitadas en lo que logran transmitir, pueden enseñarnos que nos espera una herencia real. Podemos recordar que este mundo, con todas sus imperfecciones, no es como debería haber sido; es una aberración que Cristo viene a arreglar. En contraste, la descripción de Apocalipsis, aunque sea difícil de captar, es la realidad eterna que nos espera. ¡Qué esperanza tenemos, comparada con los que creen que la muerte es el fin de todo!

(373)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*