Miércoles 28 de mayo – Devoción Matutina para Adultos 2014 – Pensaba en grande

Sin profecía el pueblo se desenfrena. Proverbios 29:18.

Pensar en pequeña escala produce pocos resultados. La mayoría de los adventistas sabatarios de la década de 1850 pensaba en pequeña escala. Pero, el lugar estratégico de Jaime White en el adventismo le había dado un campo de visión que no solo lo separó de los procesos de razonamiento de muchos de sus hermanos creyentes, sino también había transformado su forma de pensar.
Más allá de advertir el estado de confusión babilónica del adventismo sabatario, que demandaba estructura, y de su comprensión de la inmensidad de la misión adventista, en 1859 White había descartado el literalismo bíblico de sus primeros días, cuando creía que la Biblia debía explicar detalladamente cada aspecto de la organización eclesiástica. Ahora, sostenía que “no deberíamos tenerle miedo a ese sistema, que no es contrario a la Biblia, y es aprobado por la sensatez”.
Así, había arribado a una nueva hermenéutica. Jaime había cambiado de un principio bíblico de interpretación que sostenía que las únicas cosas que permitía la Escritura eran las que mencionaba explícitamente, a una hermenéutica que aprobaba todo lo que no contradijera la Biblia.
Esa transformación de pensamiento era esencial para los pasos creativos en cuanto a la organización eclesiástica que propugnarla en la década de 1860.
Sin embargo, esa hermenéutica revisada lo enfrentó con quienes sostenían un enfoque bíblico literalista, que demandaba que explícitamente detallara algo antes de que la iglesia pudiera aceptarlo.
Para responder a esa mentalidad, White señaló que en ningún lugar de la Biblia se decía que los cristianos debían tener una revista semanal, una imprenta de vapor, que debían construir lugares de culto o publicar libros. Siguió diciendo que la “iglesia viviente de Dios” necesitaba avanzar con oración y sentido común.
Jaime White era un gran pensador. Quizá no haya comenzado de esa forma, pero a medida que captaba la tarea que la iglesia tenía por delante su visión lo forzó a pensar en grande y en forma creativa.
Por eso, podemos estar agradecidos a Dios. Sin grandes pensadores como Jaime White, el adventismo del séptimo día nunca hubiese avanzado más allá del extremo noreste de los Estados Unidos.
Dios todavía está llamando a grandes pensadores con la intención de que impulsen su obra. Y nos pide a cada uno que tengamos mayores pensamientos de lo que podemos realizar por su obra en la Tierra.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2014
A MENOS QUE OLVIDEMOS
Por: George R. Knight
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Sitios sugeridos:
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
Remanente Adventista: www.RemanenteAdventista.com
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
__________________________________________________

(383)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*