«Necesitan que se les expliquen de nuevo las cosas más sencillas de las enseñanzas de Dios […].Tienen que tomar leche» (Hebreos 5:12).

 ¿Sabes qué era lo único que tú comías en el desayuno, el almuerzo y la cena cuando eras solo un bebé? Tomabas leche o alguna clase de fórmula para bebés. No comías pizza, ni galletas y ni siquiera vegetales. No tenías dientes y tu cuerpo aún no estaba preparado para digerir alimentos sólidos. Después de un tiempo comenzaste a comer vegetales, pero alguien tenía que majarlos hasta dejarlos bien finos. Finalmente, comenzaste a comer cosas más sólidas a medida que fuiste creciendo, como pan tostado y galletas.

El crecimiento como hijos de Dios es muy parecido. El versículo de hoy dice que primero debemos aprender las cosas sencillas de Dios. Todas las cosas que hemos estado aprendiendo este año en nuestra aventura por la Biblia son cosas sencillas de Dios. Pero hay mucho más. A medida que vayas creciendo irás aprendiendo y entendiendo muchas otras cosas de Dios que aún no sabes. De hecho, si sigues explorando la Palabra de Dios nunca dejarás de aprender de él por muy viejo que puedas llegar a ser.

No te preocupes si aún no entiendes todo. Sigue estudiando sobre Dios y sobre su amor por ti y aprenderás algo nuevo cada día.

(371)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*