Miércoles 31 de mayo 2017 | La Palabra Profética más segura | Una Pausa en el Camino | Escuela Sabática

LA PALABRA PROFÉTICA MÁS SEGURA

Lee 2 Pedro 1:19 al 21. ¿A qué profecías se está refiriendo Pedro? ¿Qué quiere decir cuando afirma que ninguna profecía de las Escrituras es de interpretación privada?

Al enfatizar que el cristianismo no se basa en fábulas artificiosas (2 Ped. 1:16), Pedro ofrece dos líneas de evidencia: primero, testigos presenciales (2 Ped. 1:16- 18); segundo, las profecías de las Escrituras (2 Ped. 1:19-21), un argumento que utilizó antes (1 Ped. 1:10-12).

Pedro también declara que “ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada” (2 Ped. 1:20). Al decir esto, Pedro no nos está prohibiendo estudiar las Escrituras por nosotros mismos. Eso sería muy distante de sus pensamientos cuando dijo, en 1 Pedro 1:13, “ceñid los lomos de vuestro entendimiento” (RVR) o “preparen su mente para actuar” (NTV). Ni tampoco diría eso uno que elogió a los profetas de la antigüedad por su búsqueda diligente del significado de las profecías que habían recibido (1 Ped. 1:10).

¿Qué quiso decir Pedro, entonces? La iglesia del Nuevo Testamento progresó porque sus miembros estudiaban juntos. Los cristianos eran parte de un cuerpo mayor (1 Cor. 12:12-14). Y Pedro aquí estaba advirtiendo contra el tipo de estudio en el que uno rechaza cualquier idea de la comunidad de creyentes. Al interactuar con otros, podemos crecer juntos como comunidad. El Espíritu obra con la comunidad y con los individuos que son miembros de ella. Las ideas pueden ser compartidas, refinadas y profundizadas. Pero aquel que trabaja solo, rehusando los consejos de otros, probablemente llegue a interpretaciones erradas, especialmente con algo como las profecías.

En los siguientes versículos encontramos una buena razón para que Pedro hiciera esta observación. Está escribiendo a cristianos que tienen en su medio a falsos profetas y falsos maestros (2 Ped. 2:1). Pedro los está instando a someter su interpretación de las Escrituras a los líderes de la iglesia como un todo. ¿Cuántas personas se han apartado hacia el fanatismo y el error porque no hacen caso del consejo de una comunidad de creyentes guiados por el Espíritu? Era un peligro en ese entonces, y sigue siendo un peligro hoy.

¿Por qué es tan importante mantenernos abiertos a los consejos de la iglesia en general? Al mismo tiempo, ¿cuáles son los límites en cuanto a cuán lejos debemos ir al someternos a otros?

(168)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*