HBOOK007-pequeños800

Pero las maldades cometidas por ustedes han levantado una barrera entre ustedes y Dios. Isaías 59:2.

Siempre que iba al campo donde vivía su abuelo, Gustavo nadaba en un río cercano. En las últimas vacaciones, ya no lo pudo hacer más. Una fábrica nueva comenzó a tirar un producto que formaba grandes manchas de espuma en el agua y su abuelo le había contado que ahora el río estaba contaminado. Gustavo se enojó muchísimo. Él odiaba aquella espuma que le impedía meterse en el río. Para él ¡era un placer nadar en el río!

El pecado también nos separa de Dios. Cuando pecamos, nosotros nos distanciamos de Dios más y más. Y es por eso que Dios odia el pecado. Si tú haces algo que puede separarte de Dios, ora y pídele perdón, pues él te está esperando con los brazos abiertos.

Hablemos con Dios

Perdona mis pecados, porque no quiero separarme de ti. ¡Amén!.

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

__________________________________________________

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

Devoción Matutina en video:

Youtubewww.youtube.com/jespadillchannel

Devoción Matutina en audio:

Soundcloud: www.soundcloud.com/jespadill-channel

__________________________________________________

(310)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*