Dios cambió ese mal en bien. Génesis 50:20.
José era odiado por sus hermanos; lo tiraron en un pozo, su linda túnica se manchó de sangre, se convirtió en esclavo cuando fue vendido por sus propios hermanos y terminó en prisión injustamente. ¡Qué desgracia! Todas esas cosas le sucedieron a José, pero él nunca dijo nada contra Dios. Finalmente, Dios transformó en bien todo el mal que le había sucedido
a José. Él se convirtió en un hombre muy importante, rico y famoso, y pudo volver a ver a su familia y perdonar
a sus hermanos, que se habían arrepentido de lo que le habían hecho.
Dios puede transformar cualquier cosa que suceda contigo en algo bueno. ¡Él es realmente nuestro grande y
poderoso Dios!

Hablemos con Dios
Señor, por favor, manténme calmo delante de todas las cosas malas que me suceden y úsalas para mi bien. ¡Amén!

(299)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*