Miércoles 8 de febrero 2017 | Devoción Matutina para Damas 2017 | El juego infinito


Matutina Damas 2017: VIVIR EN SU AMOR
Carolyn Rathbun Sutton – Ardis Dick Stenbakken

“[El amor] todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta” (1 Cor. 13:7).

¿Conoces a Seth Godin? A mí me encanta. Hace unas semanas, escribió un conmovedor artículo sobre el juego Infinito. Fue leerlo y ponerme a llorar. El juego Infinito es el que seguimos jugando no para ganar o perder,
sino simplemente porque el camino a recorrer es todo lo que hay, y vale la pena.
Es el juego en el que nunca dejamos de dar. El juego en el que lanzamos la bola flojita, para que el bateador pueda golpearla.
No se refiere a lo que pasa a largo plazo: conseguir un trabajo, un gran éxito, o algo similar. Tiene que ver con la risa diaria junto a tu familia y tus amigos. Con esa cotidiana sensación de paz cuando te miras en el espejo y no sientes vergüenza alguna, ni nada por el estilo. Y te estás mirando a ti misma pensando: “¿Sabes lo que te digo? Que soy quien soy, y eso es suficiente. Y Dios me ama”.
El clamor y el deseo de mi corazón es que practiquemos eso mismo los unos con los otros. En eso consiste el camino de la recuperación: en jugar al juego infinito. En eso consiste el duodécimo de los Doce Pasos de la recuperación: “Habiendo obtenido un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tratamos de llevar el mensaje a otros y de practicar estos principios en todos nuestros asuntos”.
Se nos pide que caminemos unos junto a otros, en nuestra recuperación. Que luchemos unos por la sanidad de los otros.
No se trata de completar tal proyecto ni de cumplir aquel objetivo de recaudación de fondos; ni siquiera de empezar un nuevo ministerio. Esas cosas solo importan por una razón: mantenernos en el juego. La meta solo tiene que ver, siempre, con ayudar al prójimo, o a la familia que vive al lado, a levantarse. Eso es lo que hacemos unos por otros durante el proceso de recuperación.
Dice Pablo: “Prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” (Fil. 3:12-14).
¡Ese es el juego infinito! Eso es lo que Dios nos llama a hacer.
¡Gracias por seguir jugando!
Cheri Peters

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2017
VIVIR EN SU AMOR
Carolyn Rathbun Sutton – Ardis Dick Stenbakken
Lecturas Devocionales para Mujeres 2017
http://devocionmatutina.com

========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(220)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*