Miércoles 9 de septiembre 2015 | Devoción Matutina para Mujeres 2015 | Dios te dará los deseos de tu corazón

Te dé conforme al deseo de tu corazón, y cumpla todo tu consejo. Salmo 20:4

M i padre amaba la carpintería y hacía cosas maravillosas con un amorfo pedazo de madera. Con ello me enseñó cualidades muy valiosas. Unos dos años antes de su muerte descubrieron que tenía cáncer de próstata; y poco antes de su muerte fue diagnosticado con demencia. En uno de sus viajes a México después de haberme visitado en los Estados Unidos, fue al médico, quien descubrió que el cáncer estaba diseminado por todo el cuerpo. Pero él nunca sintió dolores intensos.
A mi padre le encantaba escuchar a mi hijo tocar el piano, y a mi hija alabar a Dios con el himno “La ciudad santa”, uno de sus favoritos. Yo preveía el deceso de mi padre, y uno de mis deseos era darle un regalo especial: su canto favorito interpretado por mi hija. Un amigo pianista sugirió: “Hay que grabarlo y enviarlo lo más pronto posible”. Y así fue.
Siete días después, la grabación llegó a México. Al día siguiente, cuando mi padre terminó de desayunar, mi hermano le hizo escuchar la grabación con ese hermoso canto que habla de la bella Jerusalén. Mi padre pidió después que lo acostaran, y allí, en esa última posición, pasó a descansar en el Señor con ese inspirador canto resonando en su mente.
Fue en esa ocasión cuando descubrí, una vez más, cómo Dios cuida de sus hijos y les da los deseos de su corazón. Mi oración había sido: “Oh, mi Dios, no permitas que mi padre sufra los dolores tan intensos de esa enfermedad. Mándalo al descanso -y le pedía algo extra-: Por favor, Señor, llévatelo cuando esté durmiendo”. Mi Dios llevó a mi padre al descanso sin dolor, con su último pensamiento fijo en la esperanza bendita de encontrarse con su Salvador en la Nueva Jerusalén.
¿Por qué dudar de ese Dios tan maravilloso, que está listo para darnos los deseos de nuestro corazón? ¡Dios marcha a nuestro lado y sabe nuestros sueños, nuestros anhelos y nuestras preocupaciones! Te invito a que hagas de ese Dios tu mejor amigo y confidente, con la seguridad de que él conoce los anhelos de tu corazón.
Dios de bondad y ternura, ayúdame a rendir mis deseos a tus pies, y haz conforme a tu voluntad en mi diario vivir.— Maru McDonald.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015
Jardines DEL ALMA
Recopilado por: DIANE DE AGUIRRE
Lecturas Devocionales para Damas 2015
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(280)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*