Notas de Elena | 1 de Julio del 2017 | La autoridad y el evangelio de Pablo | Escuela Sabática

LA AUTORIDAD Y EL EVANGELIO DE PABLO
Por la influencia de falsos maestros que se habían levantado entre los creyentes de Jerusalén, se estaban extendiendo rápidamente la división, la herejía y el sensualismo entre los creyentes de Galicia. Esos falsos maestros mezclaban las tradiciones judías con las verdades del evangelio. Haciendo caso omiso de la decisión del concilio general de Jerusalén, instaban a los conversos gentiles a observar la ley ceremonial.
La situación era critica. Los males que se habían introducido amenazaban con destruir rápidamente a las iglesias gálatas.
El corazón de Pablo se sintió herido y su alma fue conmovida por esta abierta apostasía de aquellos a quienes había ensenado fielmente los principios del evangelio. Escribió inmediatamente a los creyentes engañados, exponiendo las falsas teorías que habían aceptado, y reprendiendo con gran severidad a los que se estaban apartando de la fe…
Confiando en el poder de Dios para salvar, y rehusando reconocer las doctrinas de los maestros apostatas, el apóstol se esforzó por inducir a los conversos a ver que habían sido groseramente engañados, pero que, retornando a su fe anterior en el evangelio, podrían sin embargo frustrar el propósito de Satanás. Tomo partido firmemente del lado de la verdad y la justicia; y su suprema fe y confianza en el mensaje que predicaba ayudaron a muchos cuya fe había fallado, a recuperar su lealtad al Salvador (Los hechos de los apóstoles, pp. 307, 308).
Satanás está constantemente tratando de inducir a los hombres a caer en el error. Es el dios de toda disensión, y no le faltan “ismos” que presentar para engañar. Surgen constantemente nuevas sectas para desviar de la verdad; y en vez de ser libertadas con la Palabra de vida, las personas reciben un plato de fabulas. Se tuercen las Escrituras y sus textos, y desvinculados de su verdadero contexto son citados para dar a la falsedad la apariencia de verdad. Se roba el ropaje de la verdad para ocultar los rasgos de la herejía (El evangelismo, p. 263).
A los que procuraban negar su apostolado, Pablo les presento así pruebas de que “en nada he sido inferior a aquellos grandes apóstoles” (2 Corintios 11:5), no para exaltarse a sí mismo, sino para magnificar la gracia de Dios. Los que procuraban empequeñecer su vocación y su obra, estaban luchando contra Cristo, cuya gratia y poder se manifestaban por medio de Pablo. El apóstol se vio forzado, por la oposición de sus enemigos, a defender decididamente su position y autoridad.
Pablo rogo a los que habían conocido una vez el poder de Dios en sus vidas, a volver a su primer amor de la verdad evangélica.
Con argumentos irrefutables les presento su privilegio de llegar a ser hombres y mujeres libres en Cristo, por cuya gratia expiatoria todos los que se entregan plenamente son vestidos con el manto de su justicia. Sostuvo que toda alma que quiera ser salvada debe tener una experiencia genuina y personal en las cosas de Dios (Los hechos de los apóstoles, pp. 310, 311).

==================
NOTAS DE ELENA
LECCIÓN DE ESCUELA SABÁTICA

III TRIMESTRE DEL 2017
Narrado por: Patty Cuyan
Desde: California, USA
===================
|| www.drministries.org ||
===================

(192)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*