Notas de Elena | 13 de Abril del 2017 | Proclamar las virtudes | Escuela Sabática


PROCLAMAR LAS VIRTUDES
Muchos de los creyentes a quienes Pedro dirigió sus cartas Vivian en medio de paganos, y su permanencia en la verdad dependía mucho de que permaneciesen fieles a la alta votación de su profesión. El apóstol les manifestó claramente sus privilegios como seguidores de Cristo Jesús. “Mas vosotros sois linaje escogido —escribió—, real sacerdocio, gente santa, pueblo adquirido, para que anunciéis las virtudes de aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz admirable: vosotros, que en el tiempo pasado no erais pueblo, mas ahora sois pueblo de Dios; que en el tiempo pasado no habíais alcanzado misericordia, mas ahora habéis alcanzado misericordia…
La lección se aplica a los creyentes de todas las épocas. “Así que, por sus frutos los conoceréis”. Mateo 7:20. El adorno interior de un espíritu manso y pacifico es inestimable. En la vida del verdadero cristiano el adorno exterior estará siempre en armonía con la paz y santidad interiores. “Si alguno quiere venir en pos de mi —dijo Cristo—, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame”. Mateo 16:24. La abnegación y el sacrificio caracterizaran la vida del cristiano. Una evidencia de que el gusto se convirtió, se verá en el vestuario de todo aquel que anda en el camino allanado para los redimidos del Señor.
Es correcto amar lo bello y desearlo; pero Dios desea que primero amemos y busquemos las bellezas superiores, que son imperecederas.
Ningún adorno exterior puede ser comparado en valor o belleza con aquel “espíritu agradable y pacífico”, el “lino finísimo, blanco y limpio (Apocalipsis 19:14) que todos los santos de la tierra usaran. Estas ropas los harán hermosos y deseables aquí, y en el futuro serán su distintivo de admisión en el palacio del Rey. Su promesa es: “Y andarán conmigo en vestiduras blancas; porque son dignos” Apocalipsis 3:4 (Los hechos de los apóstoles, pp. 416, 417).
En estas horas finales del tiempo de gracia concedido a los hijos do los hombres, cuando falta tan poco para que la suerte de cada alma sea decidida para siempre, el Señor del cielo y dela tierra espera que su iglesia se levante a obrar como nunca antes. Los que han sido libertados en Cristo por un conocimiento de la verdad preciosa son considerados por el Señor Jesús como sus escogidos, favorecidos por sobre todos los demás en la tierra; y el espera de ellos que manifiesten las alabanzas de Aquel que los llamo de las tinieblas a su luz admirable. Las bendiciones tan liberalmente concedidas deben ser comunicadas a otros. La buena nueva de la salvación debe ir a toda nación, tribu, lengua y pueblo (Profetas y reyes, p. 716).

==================
NOTAS DE ELENA
LECCIÓN DE ESCUELA SABÁTICA

II TRIMESTRE DEL 2017
Narrado por: Patty Cuyan
Desde: California, USA
===================
|| www.drministries.org ||
===================

(235)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*