Notas de Elena | 2 de Mayo del 2017 | El fuego de la prueba | Escuela Sabática

EL FUEGO DE LA PRUEBA
Es obra de la fe confiar en Dios en la hora más oscura y sentir, a pesar de ser duramente probados y azotados por la tempestad, que nuestro Padre empuña el timón. Solo el ojo de la fe puede ver más allá de las cosas presentes para estimar correctamente el valor de las riquezas eternas.
Jesús no presento a sus seguidores la esperanza de alcanzar gloria y riquezas terrenas ni de vivir una vida libre de pruebas. Al contrario, los llamo a seguirle en el camino de la abnegación y el vituperio. El que vino para redimir al mundo fue resistido por las fuerzas unidas del mal… Así será con todos los que deseen vivir piamente en Cristo Jesús.
Persecuciones y vituperios esperan a todos los que estén dominados por el espíritu de Cristo…
En todas las épocas Satanás persiguió al pueblo de Dios. Torturo a sus hijos y los entrego a muerte, pero en su muerte llegaron a ser vencedores.
Testificaron del poder de Uno que es más fuerte que Satanás. Hombres perversos pueden torturar y matar el cuerpo, pero no pueden destruir la vida que está escondida con Cristo en Dios. Pueden encerrar a hombres y mujeres dentro de las paredes de una cárcel, pero no pueden amarrar el espíritu.
En medio de la prueba y la persecución, la gloria —el carácter— de Dios se revela en sus escogidos… Siguen a Cristo en medio de penosos conflictos; soportan la abnegación y experimentan amargos chascos; pero así aprenden lo que es la culpa y miseria del pecado, y llegan a mirarlo con aborrecimiento. Al ser participantes de los sufrimientos de Cristo, pueden ver la gloria más allá de las tinieblas, y dirán: “Porque tengo por cierto que lo que en este tiempo se padece, no es de comparar con la gloria venidera que en nosotros ha de ser manifestada” (Romanos 8:18) (Conflicto y valor, p. 360).
Así como Cristo fue odiado sin causa, también será odiado su pueblo por ser obediente a los mandamientos de Dios. Si Aquel que fue puro, santo e inmaculado, que hizo bienes y solo bienes en nuestro mundo, fue tratado como un vil criminal y condenado a muerte, sus discípulos no deben sino esperar un trato similar, no importa cuán impecable sea su vida e intachable su carácter.
En verano no hay diferencia notable entre los arboles de hojas perennes y los que las pierden; pero cuando vienen los vientos de invierno los primeros permanecen verdes en tanto que los otros pierden su follaje. Así puede también que no sea dado distinguir actualmente a los falsos creyentes de los verdaderos cristianos, pero pronto llegara el tiempo en que la diferencia saltara a la vista. Dejad que la oposición se levante, que el fanatismo y la intolerancia vuelvan a empuñar el cetro, que el espíritu de persecución se encienda, y entonces los tibios e hipócritas vacilaran y abandonaran la fe; pero el verdadero cristiano permanecerá firme como una roca, con más fe y esperanza que en días de prosperidad (Maranata, pp. 201, 202).

==================
NOTAS DE ELENA
LECCIÓN DE ESCUELA SABÁTICA

II TRIMESTRE DEL 2017
Narrado por: Patty Cuyan
Desde: California, USA
===================
|| www.drministries.org ||

(197)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*