Notas de Elena | 22 de Junio del 2017 | La primacía de las Escrituras | Escuela Sabática

LA PRIMACÍA DE LAS ESCRITURAS
Uno es nuestro Maestro, es a saber, Cristo. Debemos recordar que somos su herencia comprada con sangre. La voluntad de Dios debe llegar a ser la nuestra. Se nos han confiado dones físicos, mentales y espirituales. En la Biblia se da a conocer plenamente la voluntad del Señor. Dios espera que cada hombre use sus dones de tal modo que le den un mayor conocimiento de las cosas divinas, y lo capaciten para progresar, para que cada vez sea más refinado, noble y puro.
En este mundo los seres humanos deben prepararse para ocupar su lugar entre la nobleza del cielo. En este mundo deben prepararse para la traslación a las cortes de arriba. Los que emprendan esta tarea tal como lo indica la Biblia, llegarán a ser ejemplo, por medio de la gracia de Cristo, de lo que deben ser los que entren por las puertas en la ciudad (Cada día con Dios, p. 135).
La santidad es el reflejo de la gloria de Dios. Pero para reflejar esta gloria debemos cooperar con Dios. El corazón y la mente deben vaciarse de todo lo que conduce al mal. Debemos leer y estudiar la Pa-labra de Dios con un sincero deseo de obtener fuerza espiritual. Esta Palabra es el pan del cielo. Los que la reciben y la hacen parte de su vida se fortalecerán con el poder de Dios. El objeto de todo lo que Dios hace por nosotros es nuestra santificación. Él nos escogió desde la eternidad para que seamos santos (Reflejemos a Cristo, p. 29).
La enseñanza bíblica de Dios es la única enseñanza segura para que los seres humanos acepten. Debemos regular nuestra fe por un claro “Así dice el Señor”. El conocimiento de sí mismo que Dios desea que obtengamos de su Palabra, si es introducido en la vida diaria, producirá hombres y mujeres fuertes para resistir el mal y los habilitará para representar al Señor.
Necesitamos estudiar la sencillez de las enseñanzas de Cristo. Él insiste en la necesidad de oración y humildad. Estas son nuestras salvaguardias contra los razonamientos erróneos por medio de los cuales Satanás busca desviamos hacia otros dioses, e inducirnos a aceptar teorías distorsionadas, vestidas por él como túnicas de luz (El ministerio médico, p. 120).

==================
NOTAS DE ELENA
LECCIÓN DE ESCUELA SABÁTICA

II TRIMESTRE DEL 2017
Narrado por: Patty Cuyan
Desde: California, USA
===================
|| www.drministries.org ||
===================

(221)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*