Notas de Elena | 7 de Mayo del 2017 | Los ancianos en la iglesia temprana | Escuela Sabática

LOS ANCIANOS EN LA IGLESIA TEMPRANA
Los que se habían convertido por la labor de los apóstoles estaban afectuosamente unidos por el amor cristiano. A pesar de sus anteriores prejuicios, hallábase en reciproca concordia. Sabia Satanás que mientras durase aquella unión no podría impedir el progreso de la verdad evangélica, y procuro prevalerse de los antiguos modos de pensar, con la esperanza de introducir así en la iglesia elementos de discordia.
Sucedió que habiendo crecido el número de discípulos, logro Satanás despertar las sospechas de algunos que anteriormente habían tenido la costumbre de mirar con envidia a sus correligionarios y de señalar faltas en sus jefes espirituales… Por lo tanto, era indispensable tomar medidas inmediatas que quitasen todo motivo de descontento, so pena de que el enemigo triunfara en sus esfuerzos y determinase una
división entre los fieles…
Los apóstoles reunieron a los fieles en asamblea, e inspirados por el Espíritu Santo, expusieron un plan para la mejor organización de todas las fuerzas vivas de la iglesia (Los hechos de los apóstoles, pp. 72, 73).
Los apóstoles llevaban sobre si la pesada responsabilidad de extender su esfera de acción para proclamar el evangelio en las regiones lejanas. De su ejemplo se desprende el hecho de que en la viña del Señor no hay lugar para gente inactiva. Sus servidores tienen el deber de agrandar constantemente el circulo de sus esfuerzos. Siempre deben realizar más, nunca menos. La obra del Señor ha de crecer y expandirse hasta circuir el mundo.
Después de un viaje misionero, Pablo y Bernabé volvieron sobre sus pasos, visitando a las iglesias que habían levantado y escogiendo personas que se unieran a ellos en su trabajo. Hoy también los siervos de Dios deben trabajar de la misma manera, eligiendo y entrenando a jóvenes dignos como colaboradores suyos. Que Dios nos ayude a consagrarnos, para que otros puedan santificarse por nuestro ejemplo capacitándose para realizar una obra exitosa en la ganancia de almas para Cristo (Testimonios para la iglesia, tomo 7, p. 18).
Más adelante en la historia de la iglesia primitiva, una vez constituidos en iglesias muchos grupos de creyentes en diversas partes del mundo, se perfecciono aún más la organización a fin de mantener el orden y la acción concertada. Se exhortaba a cada uno de los miembros a que desempeñase bien su cometido, empleando útilmente los talentos que se le hubiesen confiado. Algunos estaban dotados por el Espíritu Santo con dones especiales: “Primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero doctores; luego facultades; luego dones de sanidades, ayudas, gobernaciones, géneros de lenguas”. 1 Corintios 12:28.Pero todas estas clases de obreros tenían que trabajar concertadamente (Los hechos de los apóstoles, p. 75).
Dios ha mostrado repetidamente que no debiera animarse a una persona a que saiga a trabajar al campo sin tener evidencia inequívoca de que ha sido llamada. El Señor no confiara la responsabilidad de cuidar su grey a personas que no posean las calificaciones necesarias.
Aquellos a quienes Dios llama deben ser personas de profunda experiencia, probados, de juicio sólido, personas que se atrevan a reprochar el pecado con espíritu de humildad, y que entiendan como alimentar a la grey. Dios conoce el corazón y también sabe a quién elegir (Testimonios para la iglesia, tomo 1, p. 192).

==================
NOTAS DE ELENA
LECCIÓN DE ESCUELA SABÁTICA

II TRIMESTRE DEL 2017
Narrado por: Patty Cuyan
Desde: California, USA
===================
|| www.drministries.org ||
===================

(213)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*