Notas de Elena | Lunes 2 de abril 2018 | Más que conocimiento intelectual | Escuela Sabática

Lunes 2 de abril: Más que conocimiento intelectual
Cuando Satanás se dio plena cuenta dc que no había posibilidad de que regresase al favor de Dios, su malicia y odio comenzaron a manifestarse. Consultó a sus ángeles, y trazó; un plan para seguir obrando contra el gobierno de Dios. Cuando Adán y Eva fueron puestos en el hermoso huerto, Satanás estaba haciendo planes para destruirlos. De ningún modo podía verse privada de su felicidad esa pareja dichosa si obedecía a Dios. Satanás no podía ejercer su poder contra ella a menos que primero desobedeciesen a Dios y perdiesen su derecho al favor divino. Había que idear algún plan para inducirlos a desobedecer a fin de que incurriesen en la desaprobaci6n de Dios y fuesen puestos bajo la influencia más directa de Satanás y sus ángeles. Se decidió que Satanás asumiera otra forma y manifestaría interés en el hombre. Tenía que hacerle insinuaciones contra la veracidad de Dios y crear dudas acerca de si Dios quería decir precisamente lo que decía; luego, excitar la curiosidad de la pareja e inducirla a tratar de inmiscuirse en los planes insondables de Dios —es decir, cometer el mismo pecado del cual Satanás se había hecho culpable (Primeros escritos, p. 146).
Mientras Dios buscaba el bien del hombre, Satanás buscaba su ruina. Cuando Eva, al desobedecer la advertencia del Señor en cuanto al árbol prohibido, se atrevió a acercarse a él, se puso en contacto con el enemigo. Una vez que se despertaron su interés y su curiosidad, Satanás procedió a negar la palabra de Dios, y a insinuar desconfianza en su sabiduría y bondad…
Aunque Satanás decía haber recibido mucho bien por haber comido del fruto prohibido, ocultó el hecho de que a causa de la transgresión había sido arrojado del cielo. Esa mentira estaba de tal modo escondida bajo una apariencia de verdad, que Eva, infatuada, halagada y hechizada, no descubrió el engaño. Codició lo que Dios había prohibido; desconfió de su sabiduría. Echo a un lado la fe, la llave del conocimiento.
Cuando Eva vio que “el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría… también de su fruto, y comió. Era de sabor agradable, y a medida que comía, le parecía sentir un poder vivificador y se imagin6 que penetraba en un estado superior de en tentadora de su esposo “él así como ella” Génesis 3:6 (La educación, pp. 24, 25).
Tanto Adán Como Eva comieron del fruto prohibido un conocimiento —la experiencia de desobedecer y traicionar a Dios que el manto divino que los rodeaba. Ellos suplantaron este ropaje celestial cosiendo hojas de higuera para hacerse delantales…
Si Adán y Eva nunca hubiesen tocado el árbol prohibido, él les hubiera impartido conocimiento: un conocimiento sin la maldición del pecado, un conocimiento que les hubiera traído gozo imperecedero (Conflicto y valor, p. 17)
====================================
Notas de Elena G. de White
Lección 1: Para el 7 de abril de 2018
El conflicto cósmico
Escuela Sabática – Segundo trimestre 2018
PREPARACIÓN para el tiempo del fin

(148)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*