Notas de Elena | Sábado 16 de junio 2018 | Babilonia y el Armagedón | Escuela Sabática

Sábado 16 de junio: Babilonia y el Armagedón

La palabra “Babilonia” deriva de “Babel” y significa confusión. Se emplea en las Santas Escrituras para designar las varias formas de religiones falsas y apóstatas. En el capítulo 17 del Apocalipsis, Babilonia está simbolizada por una mujer, figura que se emplea en la Biblia para representar una iglesia; siendo una mujer virtuosa símbolo de una iglesia pura, y una mujer vil, de una iglesia apóstata (El conflicto de los siglos, p. 378).

[Al] Israel espiritual se da este mensaje: “Salid de ella, pueblo mío, porque no seáis participantes de sus pecados, y que no recibáis de sus plagas”. Apocalipsis 14:8; 18:4. Así como los cautivos desterrados escucharon el mensaje: “Huid de en medio de Babilonia” (Jeremías 51:6), y fueron devueltos a la tierra prometida, los que hoy temen a Dios prestan atención a la orden de retirarse de la Babilonia espiritual, y pronto se destacarán como trofeos de la gracia divina en la tierra hecha nueva, la Canaán celestial (Profetas y reyes, p. 527).

Nos aguarda una tremenda lucha. Nos estamos acercando a la batalla del gran día del Dios Todopoderoso. Lo que ha estado controlado quedará suelto. El ángel de la misericordia está a punto de plegar sus alas, ya listo para descender del trono y dejar el mundo a merced de Satanás.

Los principados y las potestades de la tierra se han rebelado acerbamente contra el Dios del cielo. Se sienten embargados de odio contra los que sirven a Dios, y pronto, muy pronto se librará la última y gran batalla entre el bien y el mal. La tierra será el campo de batalla, o sea el escenario de la última justa y la victoria final.

Mientras sus manos se aflojaban, y los cuatro vientos estaban a punto de explotar, el ojo misericordioso de Jesús contempló al resto que no había sido sellado, y alzó sus manos hacia el Padre y le suplicó que había derramado su sangre por ellos. Luego se le encomendó a otro ángel que volara velozmente a los cuatro ángeles y les pidiera que aguantaran hasta que los siervos de Dios fueran sellados con el sello del Dios viviente en sus frentes (My Life Today, p. 308; parcialmente en Mi Vida hoy, p. 317).

Dos grandes poderes antagónicos se revelan en la última gran batalla. En un lado está el Creador del cielo y de la tierra. Todos los que están a su lado llevan su sello; son obedientes a sus mandamientos. Al otro lado está el príncipe de las tinieblas con los que han preferido la apostasía y la rebelión…

Los poderes del mal no abandonarán el conflicto sin luchar; pero la Providencia tiene una parte que desempeñar en la batalla del Armagedón. Cuando la tierra esté alumbrada con la gloria del ángel de Apocalipsis 18, los elementos religiosos, buenos y malos, despertarán del sueño y los ejércitos del Dios viviente irán a la batalla. (Eventos de los últimos días, pp. 253, 255).

====================================

Notas de Elena

Escuela Sabática de esta semana:

Lección 12: Babilonia y el Armagedón

Para el 23 de junio de 2018

Lecciones de Escuela Sabática – Segundo trimestre 2018

PREPARACIÓN para el tiempo del fin

(2)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*