EL EVANGELIO DE LUCAS recibe a veces el nombre de “el Evangelio de las mujeres” porque menciona cuánto se preocupó Jesús por las necesidades de las mujeres, y cuán involucradas estuvieron ellas en el ministerio de Cristo. En los días de Jesús, las mujeres eran consideradas de poco valor: algunos hombres judíos agradecían a Dios porque no eran esclavos, ni gentiles, ni mujeres. Las sociedades griega y romana trataban a las mujeres en forma aún peor. La cultura romana desarrolló su permisividad hasta una licencia ilimitada. Un hombre a menudo tenía una mujer para tener hijos legítimos que heredaran sus posesiones, y tenía concubinas para sus propios placeres pecaminosos. Con este telón de fondo acerca del maltrato a las mujeres, Jesús trajo la buena noticia de que ellas son, en realidad, hijas de Abraham (ver Luc. 13:16).

Descargar 1

(403)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*