Pedro estaba en ¡a cárcel encerrado tras varias puertas cerradas. ¿Cómo iba a poder abandonar ese lugar tan frío y oscuro? Al principio Pedro no podía dormir. Estaba acostado sobre el suelo duro y frío. Sus manos estaban encadenadas a las de dos guardias. Le dolía todo el cuerpo. Su único consuelo era saber que otros creyentes estaban orando por él. Otros catorce soldados estaban por afuera resguardando la celda. Era imposible un escape. Todos los maltratos de su arresto lo hacían sentir muy cansado. Pronto se quedó profundamente dormido.

descargar-examen-de-ingles-nivel-basico-elemental

(659)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*