Resumen | Diálogo Bíblico | Lección 10 | La destrucción de Jerusalén | Escuela Sabática
PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: “Estamos continuamente en peligro de ponernos por encima de la sencillez del evangelio. Hay un intenso deseo en muchos de impresionar al mundo con algo original que eleve a la gente a un estado de éxtasis espiritual y cambie el estado actual de cosas. Ciertamente, hay gran necesidad de un cambio en el estado actual de cosas, pues no se comprende como se debiera el carácter sagrado de la verdad presente, pero el cambio que necesitamos es un cambio de corazón y solo se puede obtener buscando a Dios individualmente, buscando su bendición, pidiéndole su poder, orando fervientemente para que su gracia pueda venir sobre nosotros y que sean transformados nuestros caracteres. Este es el cambio que necesitamos hoy, y para lograrlo deberíamos ejercer energía perseverante y manifestar cordial fervor. Deberíamos preguntarnos con verdadera sinceridad: ‘¿Qué debo hacer para ser salvo?’ Deberíamos saber exactamente qué pasos estamos dando hacia el cielo” (MS 1:219, 220).
PREGUNTAS PARA DIALOGAR:
1. Como vimos, Jeremías le dijo al pueblo que “buscara a Jehová”. ¿De qué modo hacemos esto? Si alguien te dijera: “Quiero conocer a Dios por mí mismo; ¿cómo lo encuentro?”, ¿en qué forma responderías?
2. Medita en la idea de cómo, históricamente, los profetas habían sido maltratados y malinterpretados en su propio tiempo. ¿Qué puede y debe enseñarnos esto acerca de la manera en que nos relacionamos con el ministerio de Elena de White? Piensa acerca de ella en el contexto de lo que Jesús dijo: “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque edificáis los sepulcros de los profetas, y adornáis los monumentos de los justos, y decís: Si hubiésemos vivido en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus cómplices en la sangre de los profetas. Así que dais testimonio contra vosotros mismos, de que sois hijos de aquellos que mataron a los profetas” (Mat. 23:29-31).
3. Medita en la pregunta final de la sección del jueves. Muchas profecías bíblicas se han cumplido en lo pasado, y desde nuestra perspectiva, hoy, podemos ver que se cumplieron. ¿De qué manera esto nos ayuda a confiar en que las que están en el futuro también se cumplirán?

(405)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*