Viernes 1º de mayo
PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: “Dios no podía detener su mano por un momento, o el hombre desmayaría y moriría. Y el hombre también tiene una obra que cumplir en sábado: atender las necesidades de la vida, cuidar a los enfermos, proveer a los menesterosos. No será tenido por inocente quien descuide el alivio del sufrimiento ese día. El santo día de reposo de Dios fue hecho para el hombre, y las obras de misericordia están en perfecta armonía con su propósito. Dios no desea que sus criaturas sufran una hora de dolor que pueda ser aliviada en sábado o en cualquier otro día” (DTG 177).
“Ninguna otra institución confiada a los judíos propendía tan plenamente como el sábado a distinguirlos de las naciones que los rodeaban. Dios se propuso que su observancia los designase como adoradores suyos. Había de ser una señal de su separación de la idolatría y de su relación con el verdadero Dios. Pero, a fin de santificar el sábado, los hombres mismos deben ser santos. Por la fe, deben llegar a ser partícipes de la justicia de Cristo” (DTG 250).
PREGUNTAS PARA DIALOGAR:
1. ¿No es asombroso cuán clara es la Biblia acerca de Jesús y el sábado? Y, no obstante, millones de feligreses alrededor del mundo todavía insisten en que el sábado ya no es obligatorio, o que no importa qué día guardemos, o que todo eso es legalismo. ¿Qué debe decirnos esto acerca de por qué una fidelidad y una obediencia invariables a la Palabra de Dios es tan importante? Las masas están muy engañadas acerca de algo tan fundacional como la santa Ley de Dios. ¿Qué advertencia vital nos da Jesús en Marcos 13:22?
2. Considera cuánto trabajó Satanás para destruir el sábado: usó a los dirigentes de Israel para transformarlo en una carga pesada y despojarlo de mucho de lo que debía significar y ser; o bien usó –y todavía usa– a dirigentes de la iglesia para despreciarlo como algo anticuado, legalista, o una mera tradición judía. ¿Qué tiene el sábado, y lo que representa, que lo hace un blanco tal de la enemistad de Satanás?
3. Jesús es el “Señor del sábado” (Luc. 6:5). ¿Qué implicaciones tiene esta afirmación para los cristianos y su actitud hacia el sábado?

(304)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*