folleto segundoLEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Hageo 1; Juan 2:19; Esdras 3:1-6; Mat. 1:23; 12:6; Hageo 2; Lucas 24:13-27.

PARA MEMORIZAR:

“Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos” (Hageo 2:8).

PENSAMIENTO CLAVE: El mensaje de Hageo es sencillo: ¿Cuáles son nuestras prioridades y por qué es tan importante que sean las correctas?

EL LIBRO DE HAGEO uno de los más breves de la Biblia, fue escrito en un mo­mento crítico en la vida de Judá. Los exiliados habían regresado de su cauti­vidad en Babilonia casi veinte años antes; no obstante, parecían haber olvi­dado la razón de su retorno. Dejaron que el Templo de Dios estuviera en ruinas mientras dedicaban sus energías a construir sus propias casas.

Por eso, el profeta exhorta a los exiliados retornados a pensar cuidadosa­mente en su situación. Su mensaje era sencillo y lógico. La gente había trabajado mucho pero había ganado poco. Esto ocurría porque habían equivocado sus prioridades. Necesitaban poner a Dios primero en todo lo que hacían. Como Jesús mismo dijo: “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33).

También hoy, es muy fácil caer en la trampa de la lucha por la existencia y olvidarnos de cuál necesita ser nuestra primera prioridad que, por supuesto, es hacer siempre la voluntad de Dios.

(400)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*